¿Qué son las esponjas de Luffa? Propiedades y beneficios

¿Alguna vez te has preguntado cómo cuidar tu piel sin usar una toallita sintética? Lo único que necesitas es una alternativa ecológica, no contaminante, natural y multifuncional. 

La esponja vegetal cumplirá con todas tus expectativas. Y, en concreto, las esponjas de luffa.

¿Qué es la luffa?

¿Qué es la luffa?

La luffa es una esponja vegetal natural de color claro cuyo uso va desde el baño hasta la cocina y las tareas domésticas. La luffa es originariamente de Asia.

Al contrario de lo que se podría pensar, esta esponja ecológica no procede del mar ni del coral seco. Puede parecer porque su superficie es alveolar y su densidad esponjosa.  Pero las esponjas de luffa, en realidad, provienen del interior de plantas secas como la calabaza. 

Una vez que la flor de calabaza florece, crece más para lograr su forma de calabaza alargada similar a la del pepino o incluso al calabacín. Una vez cosechadas, las calabazas se dejan secar hasta 6 meses.

Una vez secas, las calabazas se remojan en agua, se pelan y se le quitan las semillas. A continuación, pueden conservarse enteras o ser cortadas en discos o incluso en cilindros para usarlas como esponja.

¿Para qué se utiliza la esponja de luffa?

¿Para qué se utiliza la esponja de luffa?
  1. Como exfoliante para eliminar las células muertas de la piel
  2. Durante la ducha, y utilizada como esponja, estimula la circulación sanguínea, gracias a su efecto similar al de un guante de crin.
  3. Como alternativa ecológica de las esponjas tradicionales para enjabonar el cuerpo durante el baño
  4. También tiene usos de limpieza para el mantenimiento de la casa. Se puede utilizar para lavar los platos, gracias a su superficie abrasiva que puede limpiar vasos, platos y cubiertos con facilidad. Además, se puede utilizar para fregar suelos, lavabos, vidrios, duchas y otras superficies difíciles.

¿Cómo limpiar la esponja de luffa?

¿Cómo limpiar la esponja de luffa?

Después de cada uso, enjuaga la esponja de luffa con agua limpia y caliente para eliminar cualquier resto de jabón que pueda quedar alojado y así evitar malos olores al secarlo y la formación de bacterias por la humedad. 

 Para una eficiencia óptima, deja secar al aire la esponja de luffa en una habitación que no sea el baño. 

Ventajas de utilizar esponjas de luffa

Ventajas de utilizar esponjas de luffa
  1. Es la alternativa perfecta para incorporar un gesto sostenible a nuestra vida cotidiana y evitar que se produzcan esponjas que puedan contaminar.
  2. Es un producto multifunción que tiene diferentes usos
  3. Es muy fácil de mantener y limpiar
  4. Es económico
  5. Mantiene la piel más lisa, suave y radiante
  6. Mejora la circulación sanguínea

4.3/5 - (3 votos)
Total
0
Shares