Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Prevenir y tratar las estrías en las uñas

¿Tienes estrias en las uñas? Al contrario de lo que mucha gente piensa, no son solo una cuestión estética. Las estrías pueden indicar un problema de salud.

Causas de las uñas estriadas

¿Sabes cuáles son de las uñas estriadas las causas más frecuentes? Solo si las conoces, podrás adoptar las medidas necesarias:

  • Carencias alimenticias; sobre todo falta de calcio, hierro y vitaminas, especialmente la B.
  • Pedicura o manicura agresiva.
  • Golpe o contusión.
  • Herencia genética.
  • Cambios fisiológicos por el envejecimiento.
  • Deshidratación o piel seca.
  • Onicofagia (morderse las uñas).
  • Infección por hongos.
  • Efectos ocasionados por agentes externos como detergentes, lejías y más químicos.

Uñas estriadas y caída del cabello, ¿tienen alguna relación?

En muchas ocasiones, cuando te notas el pelo áspero, mate y débil más las uñas quebradizas y estriadas, ambos problemas pueden tener un mismo motivo. Debes, por ello, prestar atención y adoptar medidas específicas.

Has de considerar que los problemas también puede darse por una coincidencia de causas específicas.

Por ejemplo, tienes el cabello mal debido al estrés, a ciertas agresiones capilares o por una excesiva exposición solar. Y, al mismo tiempo, estás sufriendo algunas de las causas que generan las uñas con estrías.

Lo primero que te conviene cuidar, si te afectan ambas cuestiones, es tu dieta.  Una dieta inadecuada es la causa común que suele debilitar las uñas y el pelo.  Una alimentación deficitaria, sobre todo en cuanto a vitaminas y minerales, será la primera opción a erradicar.

Tipos de uñas estriadas

No todas las uñas débiles y alteradas son iguales. A menudo, observarlas permite identificar mejor las causas de las estrías en las uñas y como eliminarlas.

Si el problema persiste o va más, tómatelo en serio. Posiblemente, no será nada, pero es mejor que un especialista lo valore. ¿Y si el estado de tus uñas es una señal de alerta de una posible enfermedad o de un déficit nutricional?

Uñas quebradizas y estriadas

Existen dos tipos principales de estrías según su disposición: verticales y horizontales. Cada clase tiene unos orígenes distintos, por lo que su apariencia es un indicador valioso.

¿Por qué se forman? Porque las uñas son un conjunto de alrededor de 150 capas que se superponen y permanecen unidas. Cuando se desprenden, generan estrías ungueales. Visualmente y al tacto, se aprecian de una forma innegable.

Uñas estriadas verticalmente

Son conocidas también como uñas con estrías longitudinales. En las uñas estriadas verticalmente, las estrías suben desde la cutícula hasta la punta.

Se producen, sobre todo, como  consecuencia del envejecimiento o por carencias vitamínicas.  La tendencia a la sequedad y la deshidratación son otros motivos. Si aprecias su aparición con decoloración o dolor, no dudes en acudir al dermatólogo.

Uñas estriadas horizontalmente

Las estrías transversales o líneas de Beau son originadas por la  falta de zinc,  un problema transitorio durante el crecimiento, en traumatismos o enfermedades generales.

Entre las afecciones que las provocan, están el sarampión, la escarlatina, la neumonía, las paperas, la diabetes mellitus y la enfermedad vascular periférica.

Uñas secas y estriadas

Las uñas secas y estriadas son habituales en las personas mayores. Cuando se cumplen años,  las uñas tienen más problemas para retener la humedad  y la matriz ungueal termina atrofiándose.

Como consecuencia de ello, surgen estas estrías con un entorno reseco. Incluso puedes apreciar también ondulaciones en su superficie.

Uñas estriadas en los pies

No es infrecuente que las estrías aparezcan a la vez en las manos y pies, lo que suele indicar un causa orgánica (por lo general, una enfermedad, envejecimiento o mala alimentación).

Por otra parte, las pedicuras inapropiadas y otros agentes externos son los motivos habituales cuando solo están afectadas las uñas de los pies.

¿Cómo quitar o tratar las uñas estriadas?

El tratamiento ideal depende de cada caso concreto y, en algunas situaciones, es bastante difícil. Por supuesto, si hay un problema de salud, lo médicos especialistas deberán tratarlo. Lo mismo ocurre con la alimentación: si tenemos un déficit, es mejor que un experto nos guíe para compensarlo.

Dejar pasar el tiempo sin pintar las uñas es lo apropiado cuando el motivo de las estrías es una manicura o pedicura agresivas. Si el problema sucede por el envejecimiento, resignarse es una decisión inteligente. 

Con todo, existen algunos recursos para suavizar o minimizar la presencia de estrías. No solucionan el problema, pero ayudan a disimularlo. Los siguientes son los principales:

  • Aplica aceite de coco y de oliva para hidratar las uñas. Bastan unas gotitas y masajear un rato. Para retirar el aceite, aplica agua tibia.
  • Coloca sobre las uñas una capa de pepino licuado y deja que actúe durante algunos minutos.
  • Usa esmaltes antiestrías y regeneradores, aunque debes elegirlos siempre de máxima fiabilidad.
  • Consulta a tu dermatólogo si el pulido de la superficie puede ser una opción en tu caso.
  • Para los pies, emplea un calzado cómodo y flexible.
  • Para las manos, evita el contacto con sustancias agresivas y utiliza guantes cuando puedas.

De este modo, podrás minimizar tus problemas de estrías en las uñas. Recuerda informar a tu dermatólogo ante cualquier signo de alarma que te preocupe.

5 (100%) 3 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores