Aceite de menta, Usos, beneficios y propiedades.

El aceite de menta se extrae por destilación de hojas y flores de la planta de la menta (Mentha Piperita), una especie aromática, usada desde la antigüedad por sus propiedades terapéuticas.

Actualmente, el aceite de menta se utiliza mucho en cosmética y aromaterapia, por sus numerosos beneficios, así como por su excelente aroma. También tiene aplicaciones en el hogar, donde puede ser un buen aliado gracias a sus propiedades antisépticas.

El aceite esencial de menta cuenta en su composición con principios activos como el mentol, la mentona o el limoneno. Además, también es rico en aceites grasos esenciales.

Propiedades del aceite de menta

Estas son las propiedades más importantes del aceite esencial de menta piperita:

 Propiedades cosméticas:  antibacteriano y bactericida natural, antiséptico, antiinflamatorio y astringente, el aceite esencial de menta se utiliza en cosmética, por ejemplo, para tratar el acné. Por otra parte, sus propiedades antiinflamatorias y descongestivas lo convierten en una excelente opción para aliviar las piernas cansadas e hinchadas.

 Propiedades terapéuticas:  el aceite esencial de menta es refrescante y relajante, ayuda a aliviar dolores musculares, como las contracturas, también sirve para calmar los nervios y la ansiedad, así como para facilitar el sueño.

 Propiedades digestivas:  además, el aceite esencial de menta piperita tiene propiedades espasmolíticas, y ayuda a moderar el dolor y facilitar la digestión.

 Repelente natural:  su aroma perfumado y refrescante, actúa como un repelente natural de los insectos.

 Acción antifúngica:  otra de las propiedades del aceite de menta es su acción antifúngica. Se trata de un remedio natural muy eficaz para combatir los hongos de la uñas y de la piel.

¿Para qué sirve el aceite de menta?

El aceite de menta es, por una parte, un ingrediente habitual de muchos cosméticos, tanto para el cuidado del rostro y el cuerpo, como el cabello. También forma parte de desodorantes y pasta dentífricas, a las que aporta frescor y buen sabor.

Pero, además, es posible usar el aceite esencial de menta por sí solo, para un cuidado natural. Si decides hacerlo así, asegúrate de elegir un aceite esencial 100% puro y mejor si es ecológico, es decir ha sido elaborado a partir de materias primas de la agricultura natural, sin tóxicos ni pesticidas. 

Repasamos, a continuación, los principales usos del aceite de menta:

  • En el cabello, el aceite de menta  aporta hidratación y frescura,  también alivia los picores del cuero cabelludo, reduce la caspa y la grasa. Y es un repelente de los piojos.
cabello
  • En el rostro, el aceite de menta es un aliado para  tratar el acné, así como para reducir el exceso de sebo en las pieles grasas y mixtas.  También incrementa la hidratación de la piel, combatiendo el envejecimiento, gracias a su contenido en vitaminas A y B.
 rostro
  • En la piel del cuerpo, el aceite de menta  refresca, descongestiona y sirve para mejorar la celulitis.  Te ayudará, por ejemplo, a aliviar las picaduras de los insectos; también a combatir la pesadez de las piernas, habitual cuando hace calor; y a refrescar la piel después de un día intenso de sol.
  • Por otra parte, el aceite de menta es un buen aliado para relajar los músculos y se puede usar para masajear contracturas, así como aliviar dolores como el de la menstruación, el dolor de cabeza o de estómago.
relajar los músculos
  • En el hogar, también tiene diversos usos. Se puede usar en un difusor de aceites esenciales para  aromatizar cualquier estancia, relajar el ambiente y mantener alejados los mosquitos en verano.  Otra opción para usar el aceite de menta en casa, es añadir unas gotitas al agua, para limpiar el suelo o cualquier superficie. Además de dejar un olor agradable, actúa como desinfectante.
aromatizar cualquier estancia
  • Finalmente, el aceite de menta ayuda a mejorar los síntomas del resfriado, descongestionando la nariz, al tener propiedades expectorantes. Para ello puedes usar un difusor de aceites esenciales, o incorporar unas gotas del aceite de menta en agua caliente y respirar durante unos minutos justo encima.
mejorar los síntomas del resfriado

Aceite de menta para el pelo

Aceite de menta para el pelo

Uno de los usos más buscados del aceite de menta es para el cuidado del pelo. Y es que algunas investigaciones apuntan a que la menta fortalece el cabello y contribuye a su crecimiento, combatiendo uno de los problemas que más preocupan: la caída capilar.

El mentol, que es uno de los principales ingredientes del aceite de menta,  activa la circulación en el cuero cabelludo, oxigenándolo y haciendo que esté más sano.  Un cuero cabelludo sano es imprescindible para tener una melena sana.

Por otra parte, el aceite de menta también previene la caspa, otro problema que genera bastante preocupación al ser realmente antiestético. E igual que en la piel, ayuda a regular la producción excesiva de sebo que provoca un aspecto grasiento en la melena.

Si quieres tener tu cabello sano, puedes añadir a tu champú habitual unas gotas de aceite esencial de menta. De esta manera tan sencilla podrás aprovechar todos sus beneficios en el pelo.

Más artículos sobre aceites

↓   ↓   ↓   ↓   ↓

🟢 Última actualización: 07/12/2022

4.1/5 - (28 votos)
Total
0
Shares