Cómo hacer un peeling químico en casa

Lucir una piel más lisa y homogénea es uno de los principales objetivos estéticos para toda mujer y, para conseguirlo, la limpieza e hidratación del rostro es fundamental. Conscientes de ello, en Druni te vamos a contar cómo hacer un peeling químico en casa tú misma, con el que proporcionarás la exfoliación necesaria para lucir una piel luminosa y rejuvenecida.

El peeling químico es una de las técnicas más avanzadas y eficaces para conseguir una piel más fresca y brillante, que tiene el principal objetivo de eliminar las células dañadas y envejecidas de la piel del rostro, estimulando el recambio celular y consiguiendo una piel totalmente rejuvenecida y mucho más cuidada.

Además, al hacer un peeling químico facial en casa favorecerás la penetración de otros productos cosméticos sobre la piel, como las cremas hidratantes, mascarillas o sérums, potenciando su eficacia.

Una excelente solución para exfoliar el rostro en profundidad, toma nota y descubre cómo hacerse un peeling químico en casa. Y, antes de comenzar, importante destacar que no es recomendable realizarse un peeling facial más de una vez a la semana, ya que si abusas de él, corres el riesgo de que aparezcan rojeces, irritación o sequedad entre otros problemas.

Antes de nada, ¿Qué es un peeling químico?

Antes de nada, ¿Qué es un peeling químico?

El peeling químico es un tratamiento facial de rejuvenecimiento de la piel que consigue eliminar las capas superficiales dañadas a través de la aplicación de una solución química irritante que produce una profunda exfoliación que se traduce en una piel renovada, más joven y suave.

Este tratamiento se aplica especialmente en el rostro, el cuello y el escote con el objetivo de estimular la regeneración de los tejidos,  aumentando el grosor, la tersura y la luminosidad de la piel, al mismo tiempo que reduce los efectos del proceso de envejecimiento. 

El peeling químico puede aplicarse a diferentes profundidades (suave, media y profunda) en función de las necesidades que presente y los resultados que busque, y para ello se aplica una solución química diferente en cada caso.

Ahora sí, ¿Cómo hacer un peeling químico facial en casa?

Ahora que ya sabes en qué consiste este tratamiento facial para conseguir una piel rejuvenecida, más suave y joven, te contamos cómo hacer un peeling químico en casa paso a paso:

  • Limpieza facial:
Limpieza facial:

El primer paso es realizar una limpieza facial para eliminar toda la suciedad acumulada a lo largo del día, lavando tu cara con agua tibia y el resto de productos que utilices habitualmente . Después, aclara con abundante agua, pero no seques la piel.

  • Masajea el rostro:
Masajea el rostro:

Con la piel sin secar, realiza masajes suaves mediante movimientos circulares a lo largo de todo el rostro, lo que te permitirá preparar la piel para el tratamiento.

  • Aplica la solución química:
Aplica la solución química:

El siguiente paso ya es aplicar la solución química en el rostro, en pequeñas zonas seleccionadas, evitando aquellos lugares más sensibles como los ojos o la boca.

Una vez aplicado, deja que actúe durante unos minutos y vuelve a  aclarar la piel con agua fría, lo que te ayudará a estimular el crecimiento de una nueva piel, fresca y radiante. 

Debes tener en cuenta que el peeling químico es un tratamiento que puede provocar ligeras molestias, aunque en ningún caso resulta doloroso. Si buscas una alternativa menos agresiva, el peeling enzimático resulta mucho menos abrasivo para la piel, actuando como una mascarilla exfoliante que refuerza la dermis, la nutre y la limpia.

Principales beneficios del peeling químico facial en casa

Principales beneficios del peeling químico facial en casa

Al hacerte un peeling químico facial en casa podrás disfrutar de los siguientes beneficios:

  • Reduce las arrugas finas que aparecen alrededor de la zona de los ojos y la boca y las líneas de expresión derivadas del paso del tiempo.
  • Trata y corrige las arrugas y manchas producidas por el sol, el paso de la edad o las hereditarias.
  • Atenúa y mejora el aspecto de las cicatrices pequeñas a causa del acné o heridas.
  • Mejora algunos tipos de acné.
  • Combate los problemas de pigmentación.
  • Mejora el aspecto y textura de la piel, aumentando la luminosidad del rostro.
  • Aumenta el efecto del resto de tratamientos y cosméticos faciales.

En definitiva, el peeling químico en casa te ofrecerá la oportunidad de exfoliar la piel del rostro en profundidad tú misma, con la comodidad de no tener que acudir a un centro de belleza especializado, lo que te ofrecerá una mayor flexibilidad para aplicar este tratamiento y te permitirá disfrutar de un importante ahorro económico.

Más artículos relacionados

↓   ↓   ↓   ↓   ↓

Preguntas frecuentes (FAQs)

↓   ↓   ↓   ↓   ↓

¿Qué es un peeling químico?

¿Cuáles son los beneficios del peeling químico facial en casa?

¿Con qué frecuencia se debe realizar un peeling químico facial en casa?

4.5/5 - (2 votos)
Total
0
Shares