Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Rutina facial para pieles mixtas paso a paso

Las pieles mixtas son algo más complicadas que las secas o las grasas ya que reúnen características de estos dos tipos. Por un lado, nos encontramos zonas con exceso de sebo y tendencia al acné y a las impurezas.

Por otro lado, tenemos áreas de piel que tienden a la sequedad. Entonces, ¿debemos emplear productos diferentes para cada zona? Realmente esto sería muy engorroso y muy costoso porque atesoraríamos un producto para cada región de la cara.

Te contamos la rutina facial de piel mixta que debes seguir.

Rutina facial diaria de piel mixta

1# Limpieza

Esta es la madre de todas las rutinas de belleza y el paso que no debes olvidar nunca.

Tengamos la piel seca, grasa o mixta, por la mañana y por la noche tenemos que utilizar un producto de limpieza facial. Por la mañana, quitaremos la grasa generada durante la noche, mientras que, al final del día, retiramos el maquillaje.

En el caso de la piel mixta, debes usar un  producto que regule el sebo y respete el pH de la piel   con el fin de que no reseque las zonas que no producen ese exceso de grasa. Por ejemplo, un limpiador espumoso o jabonoso.

2# Exfoliación

Es recomendable exfoliar la piel dos veces a la semana, incidiendo en las zonas grasas con acné o puntos negros. Con este gesto limpiaremos en profundidad los poros, pero sin dañar las áreas secas como los pómulos, las cuales pueden llegar a ser muy sensibles.

3# Mascarilla

El complemento del exfoliante es la mascarilla facial. Con aplicárnosla una vez a la semana es suficiente. Así, purificaremos, absorberemos el exceso de grasa y minimizaremos los poros, lo cual contribuye a que se acumule menos sebo posteriormente. 

En concreto, la mascarilla de arcilla es ideal para las pieles mixtas, en especial la de color verde, que es la que posee propiedades depurativas y astringentes. 

4# Hidratación

Tenemos la idea errónea de que la piel grasa o mixta, al reflejar brillos, ya está hidratada por sí misma. Esto no es así, los brillos que genera el sebo no deben confundirnos: la piel está perdiendo agua precisamente por la liberación de tanta grasa.

Por tanto, debemos prestar la debida atención a la hidratación facial y emplear productos adecuados a las necesidades del cutis en la rutina facial diaria de piel mixta.

Las cremas oil free (libres de grasa), no comedogénicas (no obstruyen los poros), con acabado mate y de textura más ligera que una crema untuosa son las más adecuadas. 

5# Cuidado del contorno de ojos

Esta parte es la más sensible de toda la cara. La piel que rodea los ojos es mucho más fina y seca ya que no posee glándulas sebáceas.

Por esto, incluso en pieles mixtas o grasas, la zona de las ojeras y los párpados va a estar seca, con tendencia al descuelgue, y precisa de una hidratación extra.

Es recomendable que usemos un contorno de ojos hidratante elaborado con cafeína para descongestionar la zona y prevenir la formación de las bolsas, así como el color morado tan característico de las ojeras.

6# Serum o crema de noche

Tras realizar la limpieza diaria y, si procede, la exfoliación y la aplicación de la mascarilla, antes de irnos a dormir debemos colocarnos un serumcrema de noche.

Este producto debe ser adecuado a las necesidades de nuestra piel además de a la edad que tengamos.

En definitiva, la rutina facial de piel mixta incluye hidratación y una limpieza en profundidad a partir de exfoliantes y mascarillas para eliminar todas las impurezas que se acumulan por el exceso de sebo característico de este tipo de piel.

Además, conviene que visites un centro de estética de vez en cuando. Y tú, ¿tienes algún truco que no hayamos explicado aquí para cuidar tu piel?

4.7 (94.29%) 7 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores