Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

¿Cómo usar el aceite de argán para la cara? Paso a paso

El aceite de argán es uno de los aceites vegetales más conocidos en el mundo de la cosmética. Sus propiedades y beneficios, tanto para la piel, como para el pelo, son tales, que se le conoce como oro líquido.

Este producto, de origen natural, se produce a través del prensado de los frutos del árbol de argán, que crece únicamente en Marruecos. El aceite de argán es rico en vitamina E y vitamina A y contiene una gran cantidad de ácidos grasos.

Aunque es muy conocido por sus beneficios para el pelo, es también perfecto para cuidar la piel y, en concreto, la cara. Además, también es un buen aliado para tener las uñas sanas y más bonitas. A la hora de elegirlo, te aconsejamos optar por un aceite de argán puro.

¿Qué beneficios tiene el aceite de argán para la cara?

Antioxidante: el aceite de argán es rico en vitamina E, uno de los antioxidantes más potentes, que neutraliza la acción de los radicales libres y evita el envejecimiento cutáneo.

Hidratante: es un aceite rico en ácidos grasos insaturados, lo que permite mantener la hidratación de la piel, evitando la sequedad o tirantez. Además, ayuda a que la piel esté más elástica.

Anti acné: el aceite de argán tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, que podrían ayudar a mejorar el acné. En caso de brote importante, es aconsejable que consultes, antes de usarlo, con un dermatólogo. A pesar de ser un aceite, no deja sensación grasa, es ligero y se absorbe enseguida.

Anti manchas: el aceite de argán también ayuda a mejorar las manchas, ya que aclara la piel, por sus propiedades despigmentantes, e iguala el tono. Por otra parte, sirve para mejorar las cicatrices.

¿Cómo aplicar el aceite de argán en la cara?

Como primer paso de la doble limpieza

Como primer paso de la doble limpieza

El aceite de argán es perfecto para limpiar el rostro, usándolo como  primer paso de la doble limpieza.  Al tener una base oleosa te ayudará a eliminar los restos de maquillaje, así como los filtros solares y la suciedad que se acumula en los poros. Recuerda que, después, tendrás que usar, como segundo paso, un limpiador de base acuosa para eliminar todos los restos.

Para hidratar la cara y retrasar su envejecimiento

Para hidratar la cara y retrasar su envejecimiento

Dadas sus numerosas propiedades para la piel,  puedes usarlo como tu hidratante diaria, por la mañana o por la noche, si tu piel se reseca habitualmente y te preocupan las arrugas. Echa unas cinco gotas en la palma de la mano, caliéntalas, y masajea todo el rostro.

Como mascarilla facial

Como mascarilla facial

Otra forma de usar el aceite de argán en la cara es preparar una mascarilla casera, que puedes  aplicarte, sobre la piel limpia, una o dos veces a la semana.  Necesitas 10 gotas de aceite puro de argán, 2 cucharadas de yogur natural sin azúcar, 1 cucharada de miel. Mezcla primero la miel y el yogur, y agrega después el aceite de argán. Se trata de una mascarilla nutritiva, ideal para cuidar las pieles secas.

Como bálsamo labial

Como bálsamo labial

El aceite de argán también te ayudará a evitar los labios secos y agrietados. La vitamina E y lo ácidos grasos esenciales de su composición son perfectos para hidratar esta delicada piel. Solo tienes que coger una gota de aceite con la yema de tus dedos y pasarla por los labios. Ideal como cura intensiva antes de dormir, para despertarte con los labios suaves, lisos e hidratados.  

Como contorno de ojos

Como contorno de ojos

Además, el aceite de argán también se puede aplicar en el contorno de los ojos, la zona de la cara más sensible y que antes envejece. Este producto natural te puede  ayudar a prevenir las arrugas y mitigarlas,  gracias a sus beneficios antiedad. Pon una o dos gotas en la yema del dedo anular y distribúyelas por el hueso orbital mediante un suave tecleo hasta que se absorba por completo.

5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores