Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Labios secos y agrietados: ¿Cómo cuidarlos para evitarlo?

La piel de los labios es más fina y sensible que la del resto del rostro y por eso requiere cuidados específicos. Si tus labios se secan habitualmente e incluso llegan a agrietarse, tienes que aumentar su hidratación. Te contamos cómo cuidarlos para evitar los labios secos y agrietados.

Labios secos: principales causas

Labios secos: principales causas

Tener los labios secos es una sensación incómoda y algo habitual, para muchas personas, tanto en invierno como en verano, por diferentes motivos.

  • La piel de los labios carece de glándulas sebáceas y sudoríparas. Al no tener lípidos protectores es difícil que mantenga la humedad.
  • La piel de los labios está siempre expuesta al frío, al sol, al viento, a los ambientes resecos… factores que también provocan su deshidratación.
  • Pasar la lengua por los labios, un gesto habitual cuando los sentimos seco, incrementa la deshidratación.

¿Por qué se agrietan los labios?

¿Por qué se agrietan los labios?

Unos labios secos pueden llegar a agrietarse. Cuando la deshidratación es muy intensa y se mantiene en el tiempo,  la piel, al ser muy fina, se resquebraja, provocando esas grietas que sangran y que son muy dolorosas. 

Para evitar que los labios se agrieten hay que hidratarlos a diario con productos adecuados.

¿Cómo cuidar los labios secos?

Bebe agua a diario

Bebe agua a diario

Es importante que mantengas una buena hidratación interna para cuidar los labios secos. Acostúmbrate a tener siempre a mano una botella para poder beber agua de forma continua, aunque no tengas sed. En verano es más habitual sentir sed, pero en invierno, los ambientes resecos que provocan las calefacciones, también provocan deshidratación. Para evitarlo,  hay que beber 8-10 vasos de agua al día. 

Aplica bálsamos labiales hidratantes

Aplica bálsamos labiales hidratantes

Hidrata la piel de los labios a diario con un bálsamo labial hidratante. Úsalo siempre que lo necesites, estos productos no son adictivos. Como mínimo, hidrata tus labias todas las mañanas, antes de salir de casa, y por las noches, antes de acostarte. Utiliza bálsamos que contengan manteca de cacao, aceites y, si es posible, filtros solares y activos antioxidantes.

No te la lamas los labios

No te la lamas los labios
 Pasar la lengua por los labios secos incrementará la deshidratación.  Es una costumbre que muchas personas tienen, pero la saliva, aunque en un primer momento, pueda aliviarte, en realidad, se lleva la humedad natural de los labios. Si, además, tienes los labios agrietados, evita morderlos o pellizcarlos.

Utiliza un exfoliante labial

Utiliza un exfoliante labial

Otro cuidado importante para los labios secos y agrietados es la exfoliación.  Una o dos veces a la semana, aplica un exfoliante de labios para eliminar las células muertas y activar la circulación en esta delicada piel.  Aplícalo mediante un suave masaje que, además de estimular el riego sanguíneo, mejorará la elasticidad de la piel. La exfoliación ayudará a que luzcan más saludables y a que el bálsamo hidratante tenga más efecto.

Aplica mascarillas específicas para los labios

Aplica mascarillas específicas para los labios

También puedes utilizar mascarillas específicas para los labios cuando los notes especialmente secos. Estos productos han sido formulados para devolver la hidratación a esta piel, reparando los daños, calmando y restaurando su suavidad y tersura.

Además, muchas de estas mascarillas sirven también para mejorar las arrugas que, con la edad, aparecen tanto en la piel de los labios, como en su contorno.

Protégelos del sol

Protégelos del sol

El sol es uno de los  factores que pueden provocar la deshidratación de los labios.  Es importante utilizar bálsamos con filtro solar siempre que vayas a estar expuesto, tanto en verano como en invierno. Asegúrate de protegerlos más si estás en la nieve, porque en la montaña los rayos solares son mucho más dañinos.

¿Por qué tengo los labios secos constantemente?

¿Por qué tengo los labios secos constantemente?

Hay diferentes motivos que pueden explicar que tus labios se sequen constantemente. Los más comunes son las altas o bajas temperaturas ambientales, por eso es un problema más habitual en verano, en días muy cálidos, pero también en invierno, por bajas temperaturas o viento.

El tabaco es otro de los motivos que pueden explicar que los labios se sequen mucho. Si eres fumador, tendrás que incrementar la hidratación, tanto bebiendo más agua, como llevando siempre encima un bálsamo labial.

Morderlos y lamerlos también es causa de labios secos, así que, si tienes esa costumbre, tendrás que evitarla.

Por otra parte, los labios secos y agrietados también  podrían indicar la falta de vitaminas.  O podrían estar provocados por ciertos fármacos. En tal caso te aconsejamos consultar con un médico.

Si sientes los labios secos por dentro, prueba a masticar chicle sin azúcar para estimular el flujo salival, evita los alimentos salados o muy picantes, que pueden incrementar la deshidratación, evita también el café, el alcohol y el tabaco, y utiliza humidificadores para aumentar la calidad del aire en interiores.

3.2 (63.33%) 6 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores