Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

¿Cómo usar el aceite de rosa mosqueta para la cara?

El aceite de rosa mosqueta es uno de los productos naturales más eficaces para el cuidado de la piel. Se trata de un aceite vegetal usado en cosmética por sus enormes beneficios, ya que es rico en ácidos grasos y lípidos, como omega 3 y omega 6, así como en vitaminas C, E y A.

Es un ingrediente habitual de todo tipo de productos de belleza, pero, además, se puede utilizar el aceite puro 100% de rosa mosqueta. Se obtiene a partir de las semillas de la planta rosa mosqueta que crece principalmente en la cordillera de los Andes, entre Chile y Argentina.

Seguramente sabrás que es un aliado para prevenir las estrías, pero te vamos a hablar de sus beneficios y usos para la cara.

¿Qué beneficios tiene el aceite de rosa mosqueta para la cara?

Hidratante natural: gracias a su composición rica en ácidos grasos (especialmente linoleico y linolénico) y vitamina A,  tiene propiedades hidratantes y nutritivas. 

El aceite de rosa mosqueta es un emoliente que ayuda a mejorar los niveles de hidratación de la piel y evitar su deshidratación.

Antiarrugas: su contenido en vitaminas C y E, dos potentes antioxidantes, lo convierten en un antiarrugas natural. Por una parte, protege la piel del estrés oxidativo que provocan los radicales libres (rayos UV, contaminación, estrés…).

Y, por otra parte,  estimula la producción de colágeno y elastina,  esenciales para mantener la piel joven y firme, y evitar las arrugas.

Antimanchas: el aceite de rosa mosqueta también es un aliado para mantener a raya las manchas de la piel. Gracias a la vitamina C, así como a los betacarotenos de su fórmula,  reduce las manchas pigmentarias en la cara y unifica el tono,  proporcionando un plus de luminosidad.

Mejora las cicatrices: este aceite natural también destaca por su alto poder de regeneración de la piel, lo que ayuda, tanto a cicatrizar la piel dañada, como a que las cicatrices sean menos visibles. Es perfecto para  mejorar las cicatrices del acné en la cara, o cualquier otro tipo de marca traumática. 

Cómo aplicar el aceite de rosa mosqueta en la cara

El aceite de rosa mosqueta es bueno para la cara, pero antes de nada debes saber que,  si tienes la piel grasa o mixta, no conviene que abuses de él.  Por otra parte, es preferible que lo uses por la noche, pero si decides usarlo por el día, recuerda aplicar después un buen filtro solar.

Finalmente, te aconsejamos que, si nunca lo has usado, realices antes una prueba de alergia en el brazo. Estas son las formas para aplicar aceite de rosa mosqueta en la cara.

Aceite de rosa mosqueta como tratamiento facial nocturno

Te aconsejamos usarlo por la noche, ya que es un aceite que suele dejar una capa oleosa, que podría ocasionar brillos en la piel. Además,  es perfecto como tratamiento reparador y regenerador, ayudando a que tu piel se restaure mientras duermes.

Coge 2-3 gotas, caliéntalas en la palma de la mano, y aplica por la cara con movimientos ascendentes y circulares. Si tu piel es seca o madura, pasados unos minutos, deberías aplicar tu crema habitual. Pero si tu piel tiene suficiente hidratación, no hará falta que apliques otra crema.

Añade el aceite de rosa mosqueta a tu crema habitual

Otra forma de aprovechar los beneficios del aceite de rosa mosqueta para la cara es  mezclar varias gotas en tu crema de noche.  Es la aplicación más sencilla y, aunque quizás, no notes tan rápidamente sus beneficios, puede ser una forma de familiarizarte con este aceite natural.

Mascarilla facial con aceite de rosa mosqueta

También puedes preparar una mascarilla casera con aceite de rosa mosqueta.  Esta receta es perfecta para tratar las arrugas. Necesitas 3 fresas maduras y 20 gotas de aceite de rosa mosqueta puro. Aplasta las fresas, agrega el aceite y mezcla hasta lograr una pasta homogénea.

Aplícala sobre el rostro, previamente limpio, evitando la zona del contorno de los ojos. Deja actuar durante 20 minutos, sin que te dé el sol, y elimina con agua tibia.

Tratamiento local de granos y cicatrices

El aceite de rosa mosqueta se puede aplicar directamente sobre lesiones como los granitos, para acelerar su curación y evitar que después queden marcas. No lo uses si la lesión está abierta. También puedes aplicarlo sobre cicatrices recientes para ayudar a que vayan difuminándose.

4.6 (92%) 5 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores