Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

¿Para qué sirve el corrector morado?

Los correctores son excelentes aliados para disimular imperfecciones de la piel y lograr un rostro perfecto. Pero, ¿sabías que también existe un corrector morado?

Aunque te parezca increíble este cosmético con este color tan llamativo se va a convertir en un buen aliado para mejorar la piel.

Los correctores de colores se basan en la teoría del color y en el principio de los colores complementarios, según el cual un tono opuesto puede neutralizarlo.

En la paleta de correctores, los más habituales son el verde que ayuda a mitigar rojeces y marcas rojas; el rosa, para corregir manchas verdosas; el amarillo que neutraliza las marcas violáceas, como las ojeras o los hematomas; el melocotón, que da luz a la piel; y el morado, que te vamos a presentar.

¿Para qué sirve el corrector de color morado?

 El corrector morado tiene como objetivo acabar con los tonos amarillentos de la piel.  Pueden ser manchas del sol que aparecen en el rostro de vez en cuando.

Puede ser también el tono cetrino, característico de algunas personas, sobre todo, de las pieles morenas cuando llevan tiempo sin exponerse al sol. De hecho es más habitual durante el invierno.

O incluso puede deberse a un mal color de piel, por dormir poco, por cansancio o por no llevar un estilo de vida saludable.

El corrector morado ayuda a neutralizar todas estas manchas amarillas para que la piel luzca un color más uniforme y más saludable.

Así que es un cosmético muy útil para las personas con problemas de pigmentación de la piel, una preocupación frecuente a todas las edades.

¿Cómo utilizar el corrector morado?

Si nunca has usado el corrector morado, puede que la primera vez sientas algo de pánico, pensando que tu piel va a ponerse de ese color. Pero nada más lejos de la realidad.

Te vamos a demostrar que es muy fácil aplicarlo y que no tienes que ser un profesional del maquillaje para incluirlo en tu rutina si tu piel tiene manchas amarillas o un tono cetrino.

Los correctores de colores son, en realidad, pre-correctores, es decir, debes usarlos en el primer paso de tu maquillaje.

 Tras la limpieza y la hidratación de la piel, aplica el corrector morado en las manchas amarillas.  Si tu piel tiene un tono cetrino generalizado, aplícalo por todo el rostro, en forma de capa ligera. No utilices demasiado producto, con poca cantidad conseguirás tu objetivo.

Puedes aplicarlo con la yema de los dedos a toques, o también con ayuda de un pincel o brocha específica para corrector o con una esponja de maquillaje. Si lo vas a aplicar por todo el rostro, es preferible que elijas alguna de estas herramientas, para conseguir un acabado más perfecto.

Tras extenderlo bien por las zonas afectadas, aplica, si lo necesitas, el corrector natural. Recuerda que debes elegirlo según tu tono de piel. Debe parecerse lo máximo posible a tu color natural para que corrija, sin que se aprecie.

A continuación, extiende tu base de maquillaje por todo el rostro, con cuidado para no mover el corrector morado.

Sigue con el resto del maquillaje: polvos traslúcidos para matificar y sellar el maquillaje, polvos de sol, colorete, iluminador…

No pienses que tu piel va a quedar muy saturada, porque no se notará nada, al contrario, lucirás un tono radiante de piel saludable.

El mejor corrector para ojeras moradas

No cometas el error de aplicar el corrector morado para mitigar las ojeras moradas o cualquier otra marca de este color, por ejemplo, un hematoma.

El corrector morado, como te hemos explicado, neutraliza los tonos amarillentos. Si lo que quieres es disimular marcas moradas de tu piel tendrás que elegir un corrector amarillo. Es decir, el opuesto.

 Los correctores amarillos son los más indicados para corregir las ojeras moradas, hematomas y cualquier marca de este tono, por ejemplo, una vena muy marcada.  Aplícalos de la misma manera que el morado, para neutralizar las marcas moradas.

5 (100%) 2 vote




Más artículos sobre correctores

Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores