¿Para que sirve el corrector naranja?

Los correctores ayudan a ocultar imperfecciones de la piel, como pueden ser las manchas, las cicatrices, las rojeces, los granos. También sirven para lucir un maquillaje impecable.

Y dentro de los correctores hay todo un universo cromático. Queremos hablarte del corrector naranja que nos va a permitir disimular manchas azuladas, como las ojeras, o los hematomas.

Los correctores de colores son un ‘must have’ de cualquier maquillador profesional, pero también puedes usarlos en casa. Aunque te puedan parecer complejos, en realidad, son fáciles de utilizar y su resultado es realmente favorecedor.

Se basan en la teoría del color y en el principio de los colores complementarios. Un tono opuesto a otro es capaz de neutralizarlo.

Por eso el corrector naranja se va a convertir en tu gran aliado para ocultar manchas azuladas, pero también manchas oscuras en todo tipo de pieles.

¿Para qué sirve el corrector naranja?

¿Para qué sirve el corrector naranja?

El corrector naranja, que en muchas paletas verás junto a otros colores como el amarillo, el verde o el lila, sirve para disimular manchas azules.

Se convierte así en un excelente aliado para cubrir las ojeras azules, que muchas personas padecen desde edades muy tempranas. Estas aparecen por la falta de sueño, el estrés, una mala alimentación…  El naranja, al ser opuesto al azul, te ayudará a borrar las ojeras azuladas. 

Incluso el corrector naranja también se usa para disimular las ojeras muy marcadas, producidas por exceso de melanina. Se trata de un problema habitual en las pieles cetrinas y morenas.

Además, sirve para disimular cualquier mancha azul que pueda tener tu piel: los hematomas, las venitas azules que se transparentan, sobre todo en pieles muy blancas, etc.

Cómo usar el corrector naranja

Cómo usar el corrector naranja

Entendemos que si nunca has usado un corrector naranja puede darte miedo aplicarlo en tu piel, pensando que se va a quedar así de naranja. Pero nada más lejos de la realidad, siempre que lo apliques sobre una mancha azul.

 El proceso de aplicación del corrector naranja es muy sencillo y rápido: aplícalo sobre la zona que quieres disimular, mediante las yemas de los dedos o con ayuda de una esponja o pincel. 

Normalmente estos correctores suelen tener una textura cremosa que se puede extender fácilmente. No cojas demasiado producto, es preferible quedarse corto y volver a reaplicar, que utilizar un exceso de producto.

Pasados unos segundos, aplica el corrector de tu color natural o directamente la base de maquillaje. Recuerda que ambos deben ser de tu mismo tono de piel, para conseguir unificar toda la piel del rostro, y lograr un aspecto natural.

Finalmente sella la base con polvos traslúcidos y sigue con tu maquillaje habitual: polvos bronceadores, colorete, iluminador…

Si usas el corrector naranja para ocultar las ojeras, te aconsejamos aplicar después siempre el corrector de color natural para que quede mejor la piel y más igualada con el resto del rostro.

Por otra parte, también hay algunos expertos que recomiendan variar el orden de aplicación, y usar los correctores de colores después de la base. Aplícalo justo en la zona que se vea la mancha azul, porque el fondo no haya conseguido ocultarla. Prueba de ambas maneras, y utiliza la que te resulte más cómoda para ti y la que te quede mejor en tu piel.  

¿Qué corrector naranja elegir?

El corrector naranja se presenta en diversos formatos: barra, líquido y crema. Cualquiera de los tres funciona bien, solo tienes que elegir el que mejor se adapte a tus gustos.

Para aplicarlo puedes usar un pincel específico para el corrector, una esponja de maquillaje o tus dedos.

Si usas cualquiera de las herramientas, te aconsejamos limpiarlas siempre después de cada uso, sobre todo, si luego las vas a utilizar para aplicar otros cosméticos.

Si te preguntas si es necesario tener un corrector naranja en tu neceser, te diremos que sí, sobre todo si sueles tener ojeras azuladas.

También se convertirá en un gran aliado para disimular pequeños cardenales, por ejemplo, los que puedan dejar en el rostro las infiltraciones de toxina botulínica, ácido hialurónico o vitaminas. Si quieres disimularlos, para que nadie sepa que te has hecho un tratamiento médico-estético, el corrector naranja es la mejor solución.

Más artículos sobre correctores

↓   ↓   ↓   ↓   ↓

4/5 - (11 votos)
Total
0
Shares