Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Así era el maquillaje en los años 30. Historia e inspiración

Acaban los locos años 20 y empieza una década caracteriza por la Gran Depresión económica y la inestabilidad social y política que desembocaría en la segunda guerra mundial. Lógicamente esta situación se refleja en el maquillaje de los años 30.

En líneas generales esta década se caracteriza por un maquillaje sencillo que pone el acento en las cejas y en los labios. Es una época en la que la mujer recupera su imagen femenina. Repasamos la historia y las características principales del maquillaje de los años 30.

Historia del maquillaje en los años 30

Historia del maquillaje en los años 30
 Tras el crack del 29, se disparan las ventas de pintalabios rojos, es el efecto lipstick A pesar de la crisis, los años 30 recuperan una imagen femenina. Las grandes estrellas de Hollwyood, como Jean Harlow, Mae West, Greta Garbo, Bette Davis o Marlene Dietrich, se convierten en iconos de estilo y fuente de inspiración para mujeres de todo el mundo.

La moda de los 30 apuesta por vestidos ceñidos a la silueta de la mujer, que ayudan a crear una imagen muy femenina, elegante y glamurosa. En cuanto al cabello, el color se aclara y triunfa el rubio platino. Se lleva la media melena, una especie de bob ondulado. En esta década se desarrolló el primer secador portátil.

En el maquillaje,  se llevan las formas más estilizadas en ojos, cejas, pómulos y labios.  Una de las principales características es la piel nívea. En la década de los 30 triunfa la palidez y para conseguirla las mujeres no dudaban en usar bases de maquillaje más claras que su propia piel.

Además, es la época de las cejas finas y arqueadas y de los labios rojos y marrones.

Cómo es el maquillaje de los años 30

Repasamos los principales rasgos del maquillaje en la década de los 30 para que te sirva de inspiración para tus looks de belleza:

Piel blanca

Piel blanca

Una de las características del maquillaje de los años 30 es la piel pálida, que se contrastaba con los labios oscuros. Para conseguir una piel nívea,  se tenía que recurrir a una base de maquillaje 1 o 2 tonos más clara que la piel natural.  El acabado era mate. También se usaba un sutil colorete en tonos rosas claros, apenas perceptible, pero que servía para afinar los rasgos del rostro.

Cejas depiladas y pintadas

Cejas depiladas y pintadas

El rasgo más característico del maquillaje en la década de los 30 es las cejas.  Las cejas se depilan, para dejarse en una línea finísima que, además, se arquea.  En general, las musas de esta década llevaban las cejas pintadas. Se depilaban por completo y luego se usaba lápiz para dibujar unas cejas más altas de lo habitual, finas y arqueadas.

Aparece el eyeliner

Aparece el eyeliner

En los años 30 aparece el lápiz de ojos, que se usaba para delinear el párpado superior e inferior de forma sutil y ligeramente difuminado. Se usaba el color marrón o negro.

Sombras y máscara de pestañas

Sombras y máscara de pestañas

Para realzar la mirada también  se recurría a las sombras de ojos en color azul, verde, violeta y púrpura.  Se apostaba por las texturas nacaradas marcando la zona de la banana. Para completar el maquillaje de ojos, se usaba máscara de pestañas, pero solo en las superiores, dejando las inferiores sin maquillar.

Labios oscuros

Labios oscuros

Otro de los rasgos característicos del maquillaje en la década de los 30 son  los labios oscuros que contrastaban con la piel pálida.  Se usaban pintalabios rojos, marrones, burdeos, frambuesas… Normalmente se maquillaba el labio superior más ancho que el inferior, marcando bastante el arco de cupido.

5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores