Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Maquillaje en los años 50. Historia e inspiración

Los años 50 fue una época de optimismo y recuperación económica, algo que se reflejó en el maquillaje. Triunfó, sobre todo, la tendencia pin up: femenina y sensual, cuya máxima exponente fue Marilyn Monroe. Un estilo que ha llegado hasta nuestros días y al que muchas famosas recurren en ocasiones para pisar la alfombra roja. Dita Von Teese es una de ellas.

El maquillaje de los 50 se caracterizó principalmente por la piel de porcelana, la mirada felina y los labios rojos. Repasamos la historia del makeup de estos años y te damos algunas ideas para que puedas imitarlo si te gusta.

Historia del maquillaje en los años 50

Historia del maquillaje en los años 50

Además de Marilyn Monroe, hubo otras mujeres que marcaron tendencia en los años 50, como Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor, Ava Gardner, Grace Kelly o Brigitte Bardot. Estas actrices se convirtieron en iconos de estilo y tanto su maquillaje, como su peinado, fueron imitados por mujeres de todo el mundo.

Los años 50 fueron también los del resurgir de la moda: Coco Chanel, Christian Dior, Cristóbal Balenciaga, Hubert de Givenchy… convirtieron a París en la capital de la elegancia. Los desfiles también sirvieron para marcar las tendencias del maquillaje de esa época.

Además del estilo pin up, en los años 50  triunfaron otros maquillajes que centraban la atención en la mirada.  Nace en esta época el cat eye, el look beauty que recurre el eyeliner para rasgar la mirada. Brigitte Bardot dominó como nadie el maquillaje cat eye, convirtiéndolo en una de sus señas de identidad.

Otro estilo que se llevó en los años 50 fue la naturalidad, cuya máxima representante fue Audrey Hepburn. Su imagen, ultra femenina y elegante, causó furor. Su maquillaje era muy natural y su principal rasgo fueron las cejas, anchas, definidas, con el arco ligeramente marcado.

Repasamos, a continuación, cómo fue el maquillaje en los años 50, por si te apetece imitarlo.

Características del maquillaje en los años 50

Rostro de porcelana

Rostro de porcelana

En estos años el canon de belleza es una  piel de porcelana, con un tono natural.  Todavía no ha llegado el boom del bronceado. Se lleva la piel perfecta, con un colorete rosado. En los 50 se dio a conocer la primera base de maquillaje líquida.

Ojos delineados con eyeliner

Ojos delineados con eyeliner

La característica más importante del maquillaje de los años 50 es el cat eye. Delinear los ojos con lápiz negro rasgando la mirada se convirtió en la tendencia más destacada.

El eyeliner permitía lucir una mirada más sensual que, además, se completaba con la máscara de pestañas, que empezó a ganar popularidad en esta década.

Por otra parte, también se ponen de moda las sombras azules y turquesas, hacia el final de la década. Es otra tendencia que también tuvo su éxito y que apostaba por las sombras muy pigmentadas, sin difuminar, y sobre todo en la gama de azules.

Cejas gruesas

Cejas gruesas

En estos años se llevan las cejas gruesas y oscuras. Son unas cejas trabajadas, y bien definidas, en las que se marca el arco de forma especial. Marilyn Monroe fue fuente de inspiración y sus cejas, las más imitadas, junto a las de Audrey Hepburn.

Pómulos marcados

Pómulos marcados

En los años 50 el colorete empezó también a ganar protagonismo. Se usaba un rubor natural, en tonos rosados, para dar ese aspecto de salud al rostro.

Labios rojos

Labios rojos

Los labios  se convierten en centro de atención en el rostro y se llevan, sobre todo, en color rojo.  Los icónicos labios de Marilyn Monroe son el más claro ejemplo de esta tendencia. La mujer quiere lucir una imagen femenina, elegante, sensual y para ello nada como un pintalabios rojo.

Puntúa el contenido!




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores