Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Vitamina c para la cara: beneficios y tips de uso

La vitamina c para la cara es uno de los ingredientes favoritos en la industria de la cosmética , ya que está científicamente probado que tiene óptimos resultados en nuestra piel. 

Vitamina c para la cara: los 9 beneficios

Según el National Institutes of Health estadounidense, está demostrado que la vitamina C es uno de los mejores ingredientes contra el envejecimiento de la piel porque activa la síntesis del colágeno. Esta proteína es esencial en la regeneración de los tejidos, ayuda a prevenir y a reducir las líneas de expresión y atenúa las cicatrices ocasionadas por el acné.

Los seis beneficios que se obtiene del uso continuado de la vitamina c son:

  1. Ayuda a la absorción de otras cremas, trabajando desde capas más profundas de la piel. Por lo que mejora la calidad de los otros cosméticos.
  2. Reduce arrugas y primeras líneas de expresión con el paso del tiempo. La vitamina C es un antioxidante que neutraliza los radicales libres, responsables máximos del envejecimiento celular.
  3. Minimiza las irritaciones y reduce la inflamación de la dermis, por lo que también las pieles sensibles se benefician. Calma el enrojecimiento y mejora la condición del cutis en personas con rosácea y signos de hinchazón.
  4. Protege contra el impacto que tiene la contaminación en la dermis al proteger a las células contra el ozono y reparando cualquier daño.
  5. Refuerza la función de la barrera. La vitamina C aumenta la producción de ceramidas y otro tipo de lípidos que actúan como barrera de la piel. Estos lípidos mantienen los niveles de humedad elevados y eso se traduce en una tez más flexible.
  6. Mejora la pigmentación desigual. La vitamina C previene y mejora la aparición de machas oscuras. También inhibe la producción de melanina para lograr un cutis más uniforme. Por lo tanto, aporta luminosidad y unifica el tono.

Tips de uso de la vitamina c

Algunas de las recomendaciones para un mejor uso de la vitamina c son: 

  1. Es mejor utilizarla por la mañana. Tras lavar la cara y antes de aplicar cualquier otro tipo de cosmético, los dermatólogos aconsejan aplicar una ampolla o sérum de vitamina C. Se administra sobre la piel limpia y se deja secar unos minutos. Después de esto, es recomendable utilizar un fotoprotector. Aquellos que tienen la piel más seca, deberían utilizar una crema hidratante con vitamina C antes del fotoprotector.
  2. La vitamina C es necesaria toda la vida y es adecuada para todo tipo de pieles (secas, mixtas, sensibles, grasas). Se recomienda empezar a usarla desde los 20 años, con una concentración baja que irá aumentando a medida que tengamos más edad.
  3. La concentración adecuada para que la vitamina C sea realmente eficaz es por debajo del 20%, debido a que la piel no tiene capacidad para absorberla. Al mismo tiempo, ha de tener como mínimo un 8% de concentración para obtener los efectos deseados.
  4. Es fundamental saber escoger bien el pH. La absorción de la vitamina C depende del nivel de pH. Por ejemplo, las pieles normales tienen una mejor absorción de esta vitamina con un pH bajo de unos 3,5. En cuanto a las pieles sensibles, la fórmula escogida ha de ser de 5 a 6 para que sea menos agresivo.
  5. Los sérums de vitamina C pueden ser de dos tipos. Por una parte, encontramos los que están formulados a base de agua y, por otra parte, aquellos que tienen una base sin agua. Los primeros son muy efectivos, pero son más sensibles a la luz y, por lo tanto, se oxidan más rápidamente. Por este motivo, los encontrarás en un frasco opaco color ámbar o en formato de ampolla unidosis.
5 (100%) 2 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores