Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Vitamina E para la piel. Beneficios y aplicaciones de uso

La vitamina E, conocida también como tocoferol, es un antioxidante y un emoliente. Se trata de un activo natural habitual en cosmética, gracias a sus propiedades antiedad. Además, es un nutriente, esencial para el organismo.

La vitamina E, que pertenece a las vitaminas liposolubles, es un buen aliado para mantener la luminosidad y tersura de la piel. Te contamos todos sus beneficios y cómo usarla para sacarle el máximo partido.

Qué beneficios tiene la vitamina E para la piel

Qué beneficios tiene la vitamina E para la piel

Antioxidante

Su principal beneficio en la piel es su  poder antioxidante  que, además, aumenta si se combina junto a la vitamina C. Los antioxidantes son las sustancias que se encargan de proteger la piel del efecto de los radicales libres, principales causantes de su envejecimiento. Nuestra piel está sometida diariamente a la acción de los rayos UV, la contaminación, el tabaco, el estrés… que provocan su oxidación. En este sentido el uso de antioxidantes, como la vitamina E, resulta esencial para prevenir el envejecimiento prematuro.

Antiinflamatoria

Además, la vitamina E también destaca por su  acción antiinflamatoria,  ayudando a calmar y regenerar pieles sensibles, con rojeces, eccemas, y otras enfermedades dermatológicas, como el acné.

Hidratante

La vitamina E  mejora la hidratación,  evitando la evaporación y pérdida de agua en pieles secas.

Antimanchas

Si se combina con la vitamina C, además de aumentar su poder antioxidante, te ayudará a  igualar el tono de la piel, combatir las manchas y lucir un cutis más luminoso. 

Alimentos con vitamina E para la piel

Alimentos con vitamina E para la piel

Las vitaminas, en general, y la vitamina E, en particular,  son esenciales para el organismo.  En el caso de la vitamina E es un nutriente importante para la visión, la salud del cerebro, de la sangre, y de la piel. La vitamina E se encuentra en muchos alimentos que deberías incorporar a tu dieta. Te desvelamos, a continuación, algunos de ellos:

  • La vitamina E está presente en los aceites vegetales, como el de cártamo, girasol, soja, maíz…
  • También la puedes encontrar en frutos secos como las nueces, las almendras, las avellanas, los cacahuetes, los piñones, los pistachos…
  • Otra fuente rica en vitamina E es el pescado azul, como el salmón o la sardina.
  • También encontrarás vitamina E en el aguacate, el super alimento de moda.
  • Y en verduras como las espinacas, los espárragos, el brócoli…

Vitamina E pura para la piel: cómo aplicarla

Vitamina E pura para la piel: cómo aplicarla

La vitamina E forma parte de la formulación de muchos cosméticos, sobre todo, sérums y cremas. Además de sus beneficios, la vitamina E es un excelente conservante de los activos, alargando la vida útil de los productos.

Para beneficiarte de sus propiedades,  una de las formas más eficaces de aplicarla es en formato sérum.  Busca fórmulas que incluyan vitamina E pura y, si es posible, combinada con otros antioxidantes como la vitamina C, el ácido ferúlico o la niacinamida.

Aplícala como primer paso del ritual de cuidados, después de limpiar la piel, principalmente por la mañana. Se puede usar también por la noche, pero si quieres aprovechar sus propiedades antioxidantes, no olvides aplicarla todas las mañanas, antes de la fotoprotección.

Por la noche la vitamina E  actúa incentivando la renovación y reparación cutáneas.  Además, puedes encontrar otros productos de belleza con vitamina E, como limpiadores o mascarillas.

Beneficios de la vitamina E en cápsulas para la piel

Beneficios de la vitamina E en cápsulas para la piel

La alimentación, en ocasiones, no garantiza las dosis adecuadas de vitamina E. Uno de los problemas es que el cuerpo solo la absorbe en combinación con las grasas. Por eso, en algunos momentos, se puede complementar la dieta con suplementos nutricionales a base de vitamina E.

La vitamina E en cápsulas es un complemento, fácilmente asimilable por el organismo, con propiedades antioxidantes y antiedad, que protegen las células del estrés oxidativo. De esta manera podrás retrasar el envejecimiento de la piel.

Generalmente se recomienda tomar una cápsula al día, durante al menos 3 meses para ver su efecto. Después,  se aconseja descansar 15-30 días.  Y volver de nuevo con un ciclo de 3 meses.

Tomar las cápsulas de vitamina E, en combinación con el uso tópico de este activo natural, ayuda a prevenir el envejecimiento cutáneo y lucir una piel más luminosa, tersa, firme y joven.

5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores