Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

¿Qué son las vitaminas hidrosolubles? ¡Te lo explicamos todo!

Las vitaminas son sustancias que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente y tener defensas para hacer frente a enfermedades. Existen dos tipos de vitaminas: hidrosolubles y liposolubles, ambas necesarias para el organismo.

El cuerpo no produce vitaminas, se las tenemos que suministrar a través de los alimentos o con suplementos específicos. Si quieres tener una salud de hierro y energía para afrontar con buen humor tus rutinas, las vitaminas son esenciales.

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son sustancias orgánicas, de origen natural o vegetal. Existen dos tipos de vitaminas: las vitaminas liposolubles (que son las vitaminas A, D, E y K) se disuelven en grasas, y se pueden almacenar en el cuerpo (hígado, tejido graso o músculos).

Las vitaminas hidrosolubles (que son las del grupo B y la vitamina C) se disuelven en agua.  Estas vitaminas no pueden ser almacenadas por el organismo, ya que son fácilmente expulsadas por el sudor o la orina. 

¿Cuáles son las vitaminas hidrosolubles?

 Las vitaminas hidrosolubles no se pueden almacenar y por eso es esencial consumirlas a diario.  Dentro de las vitaminas hidrosolubles se encuentran la vitamina C y todas las del grupo B. Son vitaminas indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Se llaman hidrosolubles, porque como su propio nombre indica se disuelven en agua.

Las vitaminas del grupo B participan en el metabolismo celular, producen energía y son esenciales para el buen funcionamiento de los órganos. Así, por ejemplo, la falta de vitamina B2 puede dar lugar a dermatitis; la falta de vitamina B6 provoca debilidad y cansancio; el déficit de vitamina B12 provoca anemia.

Por otra parte, la vitamina C se encarga de reparar y mantener los tejidos celulares, favoreciendo la cicatrización de las heridas. Además, la vitamina C tiene efecto antioxidante, fundamental para retrasar el envejecimiento. La vitamina C ayuda también a absorber el hierro, un mineral muy importante para el organismo.

¿Cómo se absorben las vitaminas hidrosolubles?

Las vitaminas hidrosolubles se absorben en el intestino delgado, de allí pasan a la sangre, circulan por el organismo y se eliminan por la orina.

¿Cuáles son las vitaminas hidrosolubles?

Además de la Vitamina C (conocida también como ácido ascórbico), en el grupo de las vitaminas hidrosolubles están la vitamina B1 (o tiamina), la vitamina B2 (o riboflavina); la vitamina B3 (o niacina); la vitamina B5 (o ácido pantoténico); la vitamina B6 (o piridoxina); la vitamina B8 (o biotina); la vitamina B9 (o ácido fólico) y la vitamina B12 (o cianocobalamina).

¿Para qué sirven las vitaminas hidrosolubles?

Su función en el organismo es vital. Vemos una por una.

  • La vitamina B1 ayuda a convertir los carbohidratos en energía,  evitando así el cansancio.  También es necesaria para el buen funcionamiento del corazón y las neuronas.
  • Por su parte, la vitamina B2  produce glóbulos rojos , imprescindibles para la buena salud.
  • La vitamina B3 es necesaria para  mantener en buen estado la piel y los nervios. 
  • Mientras que la vitamina B5 es importante en el metabolismo de los alimentos y en la  producción de hormonas. 
  • La vitamina B6 es necesaria para mantener una  correcta función cerebral y metabolizar bien las proteínas. 
  • Por su parte, la vitamina B8 ayuda a metabolizar las proteínas y los carbohidratos, esenciales también para nuestro día a día.
  • La vitamina B9 es necesaria para la producción de ADN, que controla la función celular, también para la producción de glóbulos rojos. Es, además, indispensable en mujeres embarazadas para el correcto desarrollo del feto.
  • La vitamina B12 ayuda a mantener el sistema central nervioso.
  • Y la vitamina C es  clave para la cicatrización de las heridas, ayuda a absorber el hierro y mantener los tejidos saludables, así como la piel.  La vitamina C es esencial para mantener el buen funcionamiento del sistema inmunitario (para evitar infecciones y enfermedades).

¿Dónde encontramos las vitaminas hidrosolubles?

Como las vitaminas hidrosolubles no se almacenan, es imprescindibles consumirlas a diario. Las puedes encontrar en los siguientes alimentos:

  • La vitamina B1 está en los huevos, las legumbres, las carnes magras, las nueces y las semillas y granos integrales.
  • La vitamina B2 la puedes enccontrar en la leche, los huevos, los vegetales de hoja verde, en carnes magras y pescados.
  • Por su parte, la vitamina B3 está en el aguacate, los huevos, el atún, las legumbres y carnes de ave.
  • Los alimentos que tienen vitamina B5 son la familia de las coles, el aguacate, los huevos, la leche, los champiñones y los cereales integrales.
  • La vitamina B6 está en nueces, cereales integrales, aguacate…
  • Para consumir vitamina B8, tendrás que incluir en tu alimentación chocolate, yema de huevo, nueces, leche o carne de cerdo.
  • La vitamina B9 la encuentras en los espárragos, las hortalizas de hoja verde, las lentejas, la naranja…
  • Mientras que la vitamina B12 está en la carne, la leche, productos lácteos y mariscos.
  • Finalmente, la vitamina C, que es la más conocida, está presente en los cítricos (naranjas, mandarinas, kiwi…), el brócoli, las coles de Bruselas, las fresas, las espinacas…

En ocasiones, es necesario complementar la alimentación con la toma de vitaminas. En periodos de estrés, cambios de estación, falta de sueño… las vitaminas te ayudarán a tener más energía y afrontar mejor tu día a día.

5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores