Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Todo sobre las espinillas: la guía donde resolverás todas tus dudas

Si has tenido, o tienes en la actualidad, espinillas o puntos negros, puede que te hayas preguntado como quitar las espinillas. Vamos a tratar de informarte sobre los aspectos más relevantes de este mal para muchas personas, así como aconsejarte para combatirlo. 

¿Qué son las espinillas? 

Lo primero que debemos tener claro es que espinillas no es sinónimo de grano.

Las espinillas se concentran en pequeños orificios de nuestra piel, los poros, y acumulan un material graso, de color oscuro, que da lugar a los puntos negros debido a la oxidación del contenido vertido. 

¿Por qué salen las espinillas? 

 Las espinillas se producen como consecuencia de una acumulación de grasas en los poros abiertos de nuestra piel.  Este poro, que se obstruye debido a la suciedad, llega a infectarse con pequeñas bacterias, lo que da lugar a las espinillas

Sin embargo, los motivos más comunes por los que salen las espinillas son: 

  • Por la pubertad
  • Por una incorrecta limpieza
  • Por el uso de productos oleosos 
  • Por la sudoración
  • Por una mala alimentación
  • Por una reacción alérgica 
Contenido relacionado

Tipos de espinillas 

Existen 6 tipos de espinillas:

  • puntos blancos
  • puntos negros
  • pústulas
  • pápulas
  • nódulos
  • quistes

Según el tipo de piel, cada persona tendrá un tipo de espinillas diferente. Lo que hay que tener claro es que, en caso de que aparezcan, hay que tratarlas con un especialista, y nunca ocuparnos nosotros mismos, menos todavía cuando se trata de una infección bacteriana en nuestra piel que no sabemos de dónde proviene. 

Por ello, según la zona donde aparezcan, recomendamos estudiar si su origen es debido al roce de una prenda en concreto, al sudor, a la grasa acumulada o simplemente por genética. 

Espinillas grandes o gigantes (XXL) 

 Las espinillas grandes o gigantes XXL suelen darse cuando el orificio del poro es grande. 

En este caso, al tener una cabida considerable, la grasa se acumula y campa a sus anchas en el hueco hasta que rebosa. Para ello,  es recomendable utilizar a diario algún producto que limpie la zona , para así no crear un mal mayor y pasar de espinillas grandes a infecciones agudas. 

Espinillas negras 

 Las espinillas negras, o también llamadas comedones, son una especie de protuberancia de grasa oxidada en la piel donde va a parar la suciedad que acumulamos sin darnos cuenta.  

El poro, al estar abierto, no deja de recibir grasa, lo cual crea una capa superficial sobre nuestra piel que, al contacto con el aire, las manos, o por el sudor, se vuelve negra. 

Espinillas ciegas

 Cuando hablamos de espinillas ciegas hacemos referencias a aquellas que se quedaron y desarrollaron debajo de la superficie de la piel. Estas se diferencian porque se sienten como un bulto debajo de cualquier capa.  

Aunque no tengan una «cabeza», lo más aconsejable es no tocar este tipo de espinillas ni explotarlas. Esto puede conllevar una inflamación de la zona o empeoramiento de la espinilla, que desembocaría en un grano doloroso. 

Espinillas infectadas 

Las espinillas infectadas suponen un modus operandi distinto al resto de tipos de espinillas.

Dado que pueden conllevar un mal mayor, como consecuencia de una infección bacteriana de la zona de la espinilla, lo mejor es no tocar la zona con las manos sucias, no rozar telas, ni mojar la zona en exceso,  ni tampoco —bajo ningún concepto— intentar explotar las espinillas en este estado. 

Zonas donde aparecen las espinillas 

Lo primero que debemos saber es que las espinillas es un mal muy común y que todos las hemos sufrido y padecido alguna vez. Por ello, hay que normalizarlas si aparecen y actuar según un protocolo básico de higiene.

Pueden darse como consecuencia del roce, del sudor, del calor, de desajustes hormonales o como reacción alérgica. Por esto, no existe una única zona donde se den, pueden aparecer por cualquier parte del cuerpo.

 Espinillas en la cara 

Probablemente la zona prototípica para la aparición de espinillas sea en la cara, ya que concentra el exceso de sebo al ser una zona totalmente expuesta al aire y a la contaminación.

Según la zona donde se encuentren las espinillas, indicará un mal interno que esté dándonos señales de alerta. Por ejemplo:

  • Las espinillas en la frente y las cejas son causa de problemas gastrointestinales.
  • Las espinillas en la nariz tienen su origen en problemas cardiovasculares.
  • Las espinillas en las orejas suelen aparecer por problemas en el sistema urinario.
  • Las espinillas en mejillas y pómulos provienen de problemas intestinales.

 Espinillas en la espalda 

A nadie le gusta tener espinillas, y mucho menos en zonas como la espalda, porque es una de las zonas donde más marcas deja.

Y lo cierto es que su origen puede ser desde ropa ceñida hasta un mal uso del champú. Nuestra recomendación es que, si aparecen, se traten con respeto.

Lo mejor es no tocarlas, dejarlas secar a su libre albedrío, no explotarlas, y, en último caso, aplicar algún producto para que desaparezca. 

 Espinillas en la pierna 

El acné, como hemos venido comprobando, puede aparecer en casi cualquier parte del cuerpo.

También en las piernas. Quizá estas espinillas se deban al indebido uso de ropa ceñida que crea una capa de grasa y sudoración que penetra en los poros y se queda ahí, de forma residual. 

Las espinillas en las piernas son muy molestas, sobre todo cuando no cicatrizan bien o no se curan a tiempo, lo cual conlleva a inflamación, infección o incluso vellos enconados. 

¿Cómo quitar o extraer correctamente las espinillas?

 No existe la panacea para solucionar la extracción de las espinillas, puesto que no es recomendable extraerlas manualmente por posible infección bacteriana.  

Pero lo que sí  aconsejamos es utilizar productos naturales, como el agua de musgo o el árbol del té, incluso Betadine  si se trata de una espinilla que da mucha guerra. 

Ahora ya sabes cómo quitar las espinillas. Sin embargo, si se reproducen de forma rápida, su tamaño aumenta demasiado rápido o aparecen de forma reproductiva en varias zonas de nuestro cuerpo, lo mejor será que lo consultemos con un médico especialista.

Pero, eso sí, bajo ningún concepto debemos tocarnos las espinillas con las manos sucias. 

5 (100%) 2 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores