Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Tipos de acné y cómo tratarlos

Fecha de última actualización: 2 agosto, 2022


¿Sabías que existen diferentes tipos de acne? Habitualmente, este trastorno de la piel se origina porque los folículos pilosos se taponan con células muertas o con grasa. Esto causa granos, puntos negros o puntos blancos. Aunque, en ocasiones, puede tener un origen hormonal.

En este artículo, te vamos a contar todo lo relativo al acné y te enseñaremos cómo combatirlo.

Diferentes tipos de acné

Diferentes tipos de acné

Generalmente, en cuanto nos aparece un granito en la cara, inferimos que tenemos acné. Sin embargo, es importante diferenciar entre los tipos de granos de acne y conocer a qué se debe su aparición:

  • Acné frecuente. Es el más conocido de todos y es el que se origina durante la adolescencia. En este caso, se debe a cambios hormonales y no solamente aparece en la cara, sino también en el cuello o, incluso, en los hombros y en la espalda.
  • Acné premenstrual. Suele aparecer unos días antes del periodo menstrual y también se debe a los cambios hormonales.
  • Acné cosmético. Es una reacción de la piel a ciertos productos de maquillaje u otras cremas faciales.
  • Acné conglobata. Se caracteriza por la presencia de muchas espinillas de gran tamaño y que se comunican entre sí. Pueden formar quistes y nódulos que supuran mucho.
  • Acné quístico. Es el caso más grave y doloroso de este trastorno. Sus quistes son dolorosos y suelen provocar abscesos. Puede ser necesario que vayas al dermatólogo.
  • Acné del recién nacido. Suele aparecer antes de las primeras 72 horas de vida del bebé y se relaciona con las hormonas de la madre.
  • Acné queloideo. Es usual en personas de raza negra u oriental y suelen ser residuos de anteriores afecciones en la piel.
  • Acné tropical. A diferencia de los demás, en este caso no suele aparecer en la cara, sino en las nalgas, muslos y espalda. Se da en regiones tropicales con clima húmedo.
  • Acné por contacto. Se origina cuando la piel está en contacto con ciertas sustancias. Muchas veces se da en trabajadores del petróleo o en fábricas con mucho polvo.
  • Acné iatrogénico. Se debe a una reacción de la piel después de haber tomado algunos fármacos. El más común es el anticonceptivo oral.

Si una de las preguntas que te hacías era “como saber que tipo de acne tengo”, seguramente ahora ya sabes identificarlo. Te recomendamos no esperar al último momento para emplear productos específicos para combatirlo, ya que podría causarte cicatrices difíciles de borrar a nivel tanto físico como mental.

Síntomas de los tipos de acne facial

Síntomas de los tipos de acne facial

Te mencionamos algunos de los diferentes síntomas que manifiestan los tipos de acné facial:

  • Bultos dolorosos que hacen intuir pus debajo de la piel.
  • Espinillas.
  • Puntos blancos.
  • Pápulas o irregularidades rojas y pequeñas.
  • Pústulas o pápulas que parecen granos con pus en la punta.
  • Nódulos o bultos debajo de la piel, duros y dolorosos.

Causas y factores que lo desencadenan o empeoran

Causas y factores que lo desencadenan o empeoran

El acné suele originarse por exceso de grasa, ya sea por producción del propio organismo o por haber estado expuesto, voluntaria o involuntariamente, a agentes que estimulen su producción.

Los cambios hormonales durante la adolescencia o la menstruación provocan que el cuerpo genere más grasa, por lo que los brotes son algo común si te encuentras en esta etapa de tu vida. También es frecuente esta hipersecreción con el uso de algunos medicamentos que, entre sus compuestos, incluyan los corticosteroides o la testosterona.

Muchas veces hemos escuchado que el estrés es una causa, pero no hay estudios que lo demuestren, aunque sí contribuye a empeorarlo. En cambio, sí afecta la contaminación ambiental.

Para no agravarlo, lo mejor es llevar una correcta higiene tanto facial como corporal, ya que las bacterias pueden ayudar a su proliferación. Y es fundamental evitar tocarse la cara con las manos. En el caso de necesitar una limpieza facial profunda, lo más conveniente es que te la realice una persona especializada.

Falsos mitos y algunos consejos

No se ha demostrado que el chocolate contribuya a su aparición, así que no te resistas a este manjar si lo deseas.

Por otro lado, no seas enérgico al limpiarte la cara. Es mejor que procedas con suavidad. Tampoco debes rascarte ni intentar manipular las espinillas. Utiliza productos adecuados y, si es posible, que su origen sea natural.

Además, los cosméticos no siempre empeoran el acné, salvo que te produzcan alergias. Si empleas cosméticos no grasos y te desmaquillas a diario, no te afectará en lo más mínimo.

En definitiva, si tienes en cuenta que algunos tipos de acné pueden tardar varios meses en desaparecer, si no encuentras la solución, te recomendamos acudir a un dermatólogo. Ten en cuenta que saber la causa que lo provoca puede ayudar en la solución o, al menos, en su control y él conoce las mejores soluciones disponibles. Así, también evitarás las cicatrices que puede ocasionarte esta afección.

5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores