Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

¿Cómo aplicar el iluminador en tu maquillaje correctamente? Te lo explicamos todo

El iluminador es el cosmético que ayuda a aportar luz al rostro y ese efecto buena cara que a todas nos gusta. Indispensable en todas las pieles, y especialmente en las apagadas y mates, también en las secas y maduras, aplicarlo correctamente es la clave para un maquillaje perfecto.

El primer paso es elegir bien el iluminador y después aplicarlo en los lugares correctos para conseguir un rostro resplandeciente. Las pieles luminosas son sinónimo de juventud, por eso el iluminador es un buen aliado conforme se cumplen años. Te contamos todos los secretos de este cosmético, que no debería faltar en tu set de maquillaje.

Qué iluminador elegir

El iluminador se puede presentar en diversas texturas y formatos. En general todas son adecuadas, elegir una u otra depende, sobre todo, de los gustos personales, tanto en la forma de aplicación, como en el acabado. Estos son los principales tipos de iluminador que puedes encontrar:

  • Iluminador en polvo: es el más frecuente y, en principio,  el más fácil de aplicar con ayuda de una brocha o pincel . Es el que presenta mayor carga de pigmento y por lo tanto el que suele aportar más brillo y luminosidad.
  • Iluminador líquido: es un fluido ligero que puedes aplicar directamente en las zonas o mezclar con tu crema si buscas un efecto glow en todo el rostro.  Hay que difuminarlo bien para que no se acumule en una zona en concreto.  Puedes usar los dedos, una brocha sintética o un esponja para extenderlo mejor.
  • Iluminador en crema o bálsamo: es ideal para las pieles secas y maduras.  Suele tener un acabado más natural y se aplica con los dedos. 
  • Iluminador en stick o en barra: es muy práctico de aplicar justo en el lugar preciso.  No necesita herramientas adicionales, así que es una buena solución para llevar siempre encima  y aplicar un toque glow en cualquier momento.
  • Iluminador en pincel: es  el más preciso, perfecto para el arco de la ceja,  o aplicar luz en el punto del lagrimal.

Dónde se aplica el iluminador

El iluminador se debe aplicar en diversos puntos del rostro para conseguir un equilibrio y armonía de forma que el resultado sea un maquillaje radiante y luminoso. Estos son los sitios donde debes aplicarlo:

  • Zona alta del pómulo.
  • Ambos lados de las sienes.
  • Arco de la ceja.
  • En el tabique nasal.
  • Zona lacrimal.
  • Arco de cupido.
  • En la clavícula.

Cómo se aplica el iluminador

 El iluminador es el último paso después de haber aplicado la base de maquillaje, los polvos para sellarla (o los polvos bronceadores, si te gusta el acabado bronzing que tanto se lleva en primavera y verano) y el colorete.  Es el toque final a tu maquillaje, para conseguir ese acabado radiante y luminoso.

Según el formato que hayas elegido, deberás utilizar una brocha, una esponja o los dedos para extenderlo en las zonas donde quieras aplicarlo. Si usas brocha, elige una pequeña y no demasiado tupida, para no coger mucho producto, es mejor reaplicar que pasarte. Algunas marcas tienen brochas específicas para aplicar el iluminador.

En el pómulo, extiende el iluminador en la zona alta hacia las sienes. Date un toque también en el tabique nasal, siempre que tu nariz no sea demasiado prominente, porque si lo es, con el iluminador conseguirás que se vea aún más.

Con una brocha más pequeña aplica iluminador en el lagrimal y en el arco de la ceja. Así conseguirás el efecto visual de que tus ojos parezcan más grandes y de que tu mirada esté más descansada, joven y luminosa.

 No olvides aplicarlo también en el arco de cupido para conseguir que tus labios parezcan más carnosos y voluminosos. 

Y si llevas descubierta la clavícula date un par de toques allí también para conseguir realzar así el cuello.

Cómo aplicar el iluminador en stick o en barra

Si decides usar un iluminador en stick o en barra solo tienes que deslizarlo en la zona donde quieres aportar la luz.  La ventaja de este formato es que el iluminador se fija de manera homogénea a la piel. 

Una manera sencilla de darle luz al rostro con el iluminador en stick es dibujar una ‘C’, empezando por debajo del arco de la ceja hasta el pómulo, y, a continuación, difuminar con la yema de los dedos.

Si quieres aportar luz en la parte del central del rostro, desliza el iluminador en stick por el tabique nasal y el arco de cupido, además de en la zona ‘C’. Difumina suavemente para no retirar el producto.

¿Qué tono de iluminador elegir?

Algunas marcas de maquillaje ofrecen diversos tonos de iluminadores. Elegir el más adecuado para tu color de piel es fundamental para conseguir un maquillaje perfecto.

Si tu piel es clara, elige un iluminador rosado.

Si tu piel es media u oscura, te quedará mejor un iluminador que tire a dorado.

Como aplicar:
5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores