Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Tipos de pestañas postizas

La mirada ha ganado protagonismo en el rostro en los últimos años, como consecuencia del uso de las mascarillas. Y una de las maneras más rápidas de potenciarla es a través de las pestañas.

Unas pestañas largas, curvadas y densas tienen el poder de aportar un efecto ‘buen cara’ inmediato, incluso de rejuvenecer. Y ahí entran las pestañas postizas.

Aunque puedes usar máscaras de pestañas, extensiones y otros tratamientos… Las pestañas postizas son una de las formas más rápidas y sencillas de potenciar la mirada.

Ofrecen una solución temporal para intensificar la mirada.

Si nunca has usado pestañas postizas, no te pierdas nuestros consejos para elegir las mejores y y saber cómo usarlas.

Todos los tipos de pestañas postizas

Existen diversos tipos de pestañas postizas. Las más habituales son las de tiras, porque son más fáciles de poner.

Dentro de las pestañas postizas de tiras existen diversas longitudes y espesores, para que puedas elegir la que más te gusten o se adecúen a tus ojos.  Se colocan sobre la línea natural de crecimiento de las pestañas naturales. 

También existen las pestañas en grupos, que son muy indicadas para las personas con pestañas naturales escasas. Se colocan sobre las pestañas naturales y suelen estar formadas por grupos de 5-10 pelitos.

Las pestañas postizas pelo a pelo o individuales son las más complicadas de usar en casa, pero te permitirán conseguir un resultado muy personalizado.  Son ideales para cubrir zonas concretas de baja densidad. 

Por otra parte, también encontramos diversos tipos de pestañas según el material del que están hechas: hay pestañas de pelo natural, que son más caras, pero ofrecen un acabado más parecido a las pestañas naturales. Y también hay pestañas artificiales, más económicas.

Puedes encontrar pestañas postizas de un solo uso y pestañas postizas reutilizables. Tendrás que tener cuidado al quitártelas, para conservarlas correctamente.

También encontramos diversos tipos de pestañas según el objetivo que quieras conseguir: un acabado más natural o un acabado más sofisticado.

Finalmente, tampoco podemos olvidarnos de las pestañas postizas magnéticas, las más novedosas. Son las más fáciles de usar, al llevar imanes que se fijan a las pestañas naturales.  No necesitan pegamento. 

Cómo elegir las mejores pestañas postizas para cada ojo

Ten en cuenta los siguientes aspectos para conseguir una mirada perfecta.

El tamaño de tus ojos

Si tus ojos son muy pequeños no elijas unas pestañas demasiado largas porque el resultado no quedará natural. En los ojos grandes, se pueden elegir pestañas postizas largas, pero habría que evitar las que sean muy densas porque podrían quedar artificiales.

La forma de tus ojos

Si tienes los ojos redondos, elige pestañas más largas por el exterior para conseguir sensación de ojos almendrados. En cambio, si tus ojos son achinados, para contrarrestar ese efecto, elige pestañas más largas en el interior del ojo.

Longitud de tus pestañas

Si tus pestañas naturales son cortas, no te excedas con unas pestañas artificiales demasiado largas. En cambio, en las pestañas largas tienes más opciones.

El objetivo que buscas con las pestañas postizas

No es lo mismo acudir a un evento especial cuando quieres lucir una mirada llamativa, que en tu día a día, que quizás solo busques prescindir de la máscara.  Por eso debes elegir para cada ocasión las pestañas postizas más adecuadas. 

 Más naturales para el día a día, y más largas, curvadas y densas para ocasiones especiales, como una boda.

Cómo utilizar las pestañas postizas

Para empezar, riza tus pestañas con ayuda del rizador. Si quieres maquillarlas, hazlo antes de colocar las pestañas postizas, aplicando la máscara de pestañas. No lo hagas una vez puestas las pestañas postizas, porque podrían moverse.

Coloca las pestañas postizas (si usas en tiras) en el párpado para cortarla a la longitud exacta.

Aplica pegamento sobre las pestañas postizas, dejándolo secar el tiempo que el fabricante indique (normalmente unos 30 segundos).

Coloca la tira lo más cerca de la línea natural de crecimiento de las pestañas y presiona ligeramente para que se fije.

Ya puedes disfrutar de una mirada 10 con tus pestañas postizas.

5 (100%) 1 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores