Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

¿Cómo aplicar correctamente el sérum en la cara?

El sérum facial es un producto que te ayudará a completar tu rutina de belleza y cuidar la piel de la cara para que esté más sana y bonita.

Su característica principal es que penetra más profundamente que la crema, y que su fórmula está más concentrada. Aplicarlo bien es esencial para disfrutar de todos sus beneficios. Te desvelamos cómo hacerlo correctamente.

Cómo aplicar el sérum facial

Cómo aplicar el sérum facial

  •  El sérum facial es el primer producto de la rutina de belleza después de la limpieza.  Aplícalo sobre la piel limpia y seca, antes de la crema.
  • Puedes usarlo por la mañana y por la noche, eligiendo uno que se adapte a las necesidades de tu piel en cada momento.
  •  La textura del sérum es muy ligera,  pero cunde mucho, así que solo necesitarás 4-5 gotas para todo el rostro, cuello y escote.
  • Aplícalo con la punta de los dedos, y luego golpea la piel suavemente, como alisándola. También puedes usar las palmas de la mano, tras frotarlas con el sérum y calentar el producto, presiona sobre la piel en la frente, barbilla, mejillas, cuello y escote.
  • No masajees el rostro como sueles hacer con las cremas.  Lo ideal es aplicarlo a toques, pero suavemente. 
  • Algunos expertos aconsejan aplicarlo sobre la cara ligeramente húmeda sellando así la piel.
  • Si decides utilizar dos tipos de sérums, practicando lo que se conoce como layering, tendrás que  aplicar primero el de textura más ligera, y a continuación el otro. 
  • Después del sérum, una vez que se haya absorbido (que no suele necesitar más de 1-2 minutos), aplica la crema hidrante o el protector solar, si es por la mañana y tu piel no requiere una hidratación extra.

¿Por qué deberías aplicar un sérum en la cara?

¿Por qué deberías aplicar un sérum en la cara?

Los sérums son fórmulas ultra concentradas que ayudan a tratar problemas específicos de la piel como las manchas, la deshidratación, las arrugas, el estrés oxidativo, el acné, la falta de luminosidad…

Aunque no es un paso imprescindible (como sí lo es la limpieza, la protección solar y la hidratación), los expertos de la piel lo recomiendan por su gran eficacia.  Es un gesto que te ayudará a mejorar visiblemente tu piel. 

Su textura ligera no aporta peso a la piel y en cambio consigue llegar a capas más profundas que las cremas.

¿Puedo usar solo sérum en la cara?

¿Puedo usar solo sérum en la cara?

Después del sérum lo más aconsejable es utilizar una crema hidratante, pero existen algunas excepciones. Por ejemplo, por las mañanas, en pieles normales que no estén deshidratadas, es posible utilizar solo un sérum antioxidante y después la protección solar, sobre todo si se eligen cremas solares con ingredientes hidratantes. En las pieles jóvenes también es posible usar solo sérum.

Sin embargo, en general,  aunque uses un sérum facial no puedes prescindir de la crema,  ya que es la que nutre e hidrata la piel en superficie.

¿Qué tipo de sérum elegir?

¿Qué tipo de sérum elegir?

El sérum se ha convertido, sin duda, en el producto estrella de las marcas de belleza. La oferta es cada vez mayor. Puedes encontrar sérums antioxidantes, hidratantes, despigmentantes, antiarrugas, antiacné, iluminadores, exfoliantes… Así que es normal perderse entre tanto producto y dudar a la hora de elegir el más adecuado.

Para que aciertes con tu sérum, ten en cuenta tanto tu tipo de piel (grasa, mixta, seca), como la necesidad que quieras cubrir (manchas, poros dilatados, arrugas…). Ten en cuenta también que algunos sérums te ayudan a corregir diversas preocupaciones.

En general  por las mañanas es aconsejable utilizar un sérum antioxidante,  con vitamina C, E, ácido ferúlico… en todas las pieles que busquen prevenir el envejecimiento prematuro que provocan los rayos UV, la contaminación, etc. Los antioxidantes son esenciales en cualquier rutina, y el formato sérum es el más adecuado.

 Por las noches, es el momento de aplicar los sérums exfoliantes  con ácido glicólico u otros alfa hidroxiácidos o ácido salicílico para pieles con acné. También es el momento de los sérums antiarrugas a base de retinol o de los sérums despigmentantes, si te preocupan las arrugas.

Si tu piel es seca o está deshidratada, te aconsejamos utilizar un sérum hidratante.

Si padeces rojeces, busca un sérum calmante que le devuelva a tu piel el confort.

4.7 (93.33%) 3 vote




Mas posts de Serums:
Como aplicar:

Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores