Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Ácido mandélico

Ácido Mandelico

🔄 Fecha de última actualización: 20 abril, 2021


El ácido mandélico tiene una gran diversidad de usos en las industrias cosméticas y farmacéuticas, principalmente.

Este compuesto es usado para tratar diversos problemas de la piel, como el exceso de acné y de pigmentación, entre otras.

En el ámbito cosmético, existe una gran diversidad de productos que incluyen entre su composición el ácido mandélico.

Entre algunos de estos productos de cuidado y belleza, destacan las barras labiales, serum, geles, cremas y kit para peeling.

Obtención del ácido mandélico

El ácido mandélico es obtenido mediante una solución de ácido clorhídrico y de almendras amargas.

Este tipo de compuesto suele ser de color blanco cristalino, y es parcialmente soluble en agua.

Características del ácido mandélico

El ácido mandélico posee una serie de características que lo hacen muy solicitado en los tratamientos de belleza para la piel. Entre algunas de estas, podemos citar las siguientes.

ácido mandélico

Este ácido causa una menor irritación que otros productos

Esto se debe a que se absorbe más lentamente, ya que posee moléculas más gruesas que otros ácidos. Además, actúa solamente en la superficie de la piel y logra causar menos daño.

No tiene problemas en pieles sensibles

En caso contrario a muchos ácidos, el mandélico sí se recomienda para ser utilizado por aquellas personas que tienen una piel muy sensible.

No es un producto fotosensible

Por esta razón, no genera manchas cuando se expone la piel a los rayos solares, especialmente después de haberse realizado el peeling. Es por eso que se puede aplicar este tratamiento en cualquier época del año.

Aplicaciones y beneficios del ácido mandélico

El ácido mandélico es utilizado tradicionalmente en las industrias cosméticas y en las farmacéuticas para el tratamiento de diversas índoles.

A continuación, indicamos algunas de estas aplicaciones y sus beneficios.

  • Sirve para prevenir, controlar y eliminar efectivamente el acné. Y no solo eso, sino también las marcas que este problema genera en la piel. Todo es posible gracias a su poder bactericida.
  • Posee un efecto blanqueador excelente. Evita el crecimiento de la melanina. Por eso, se utiliza mucho para aclarar las manchas en la piel, derivadas de la hiperpigmentación. También es utilizado para uniformizar el tono de la piel en el rostro, o en diversas zonas corporales.
  • Previene y elimina las desagradables grietas en los labios. Este ácido actúa como un excelente hidratante labial.
  • Actúa como un gran exfoliante y humectante. Elimina las células muertas y propicia la regeneración de la piel. Por eso, se considera que posee una excelente acción antienvejecimiento.
  • Disminuye en gran medida, las arrugas y líneas de expresión.  Con esto, se obtiene un cutis más terso y con apariencia rejuvenecida.
  • Tiene efecto humectante. Este ácido otorga parte del agua necesaria, para que las células dérmicas puedan reproducirse y con gran facilidad, sin nunca deshidratarse.
  • Contribuye a disminuir las llagas y comedones. Sirve como desinflamante y calmante, reduce además el dolor en esa zona.
  • Regula el sebo.  Este ácido lo hace ideal para aplicarlo en pieles mixtas o grasas con problemas de acneicas.
  • Estimula la producción del colágeno en la piel. Esto le otorga a la piel mucha firmeza y flexibilidad.
  • Es usado en ciertos tratamientos medicinales. Se utiliza en los tratamientos de infecciones del tracto urinario, gracias a su poder bacteriostático.
  • Útil para eliminar el melasma. Reduce notablementelas manchas en la piel que sufren las mujeres embarazadas, generalmente en el rostro y en las zonas más expuestas al sol.

Precauciones a tomar y recomendaciones al usarse ácido mandélico

El ácido mandélico se considera como un producto seguro y poco propenso a causar irritación, y prácticamente no tiene efectos secundarios.

Pero para asegurarse, como cualquier producto cosmético, se recomienda antes de su aplicación revisar las siguientes indicaciones:

  • Al usarse este ácido para realizarse los tratamientos de exfoliación, posteriormente se debe evitar exponerse a la acción directa de los rayos del sol. También se recomienda usarlo por la noche y, preferiblemente, durante el fin de semana.
  • Adicionalmente, al ser aplicado el peeling con este ácido, debido a que se presentará cierto enrojecimiento, debe hidratarse bien la parte tratada. No se deben aplicar posteriormente productos que sean muy abrasivos durante unos días.
  • Al aplicarse el ácido mandélico, debe evitarse especialmente el contacto con los ojos. No se debe aplicar sobre el párpado.
  • Antes de aplicar este ácido en la piel, esta debe limpiarse muy bien, y eliminarse la grasa e impurezas, con una solución o producto adecuado. Posteriormente, debe secarse muy bien la piel y aplicarse el ácido.
  • Se recomienda dejar un descanso de unas 3 semanas aproximadamente entre cada peeling, para así permitir a la piel recuperarse completamente. Ese tiempo de descanso dependerá mucho del tipo de piel, y de cómo se responda a este tratamiento.
  • Si se va a utilizar el ácido mandélico en mujeres embarazadas, aunque este compuesto no está contraindicado durante el embarazo y la lactancia, lo ideal es que debe consultarse con un especialista antes de realizar cualquier tratamiento.
4.7 (93.33%) 6 vote


Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores