¿Cómo se utiliza el palito de naranjo? Te lo contamos

¿Alguna vez has oído hablar del palito de naranjo? Aunque quizá todavía no lo sepas, se trata de un aliado perfecto para el cuidado de las uñas, tanto de su apariencia como de su salud.

Dado que cuenta con tantas utilidades que pueden ser interesantes para ti, a lo largo del presente artículo vamos a informarte acerca de sus puntos fundamentales.

¿Qué es el palito de naranjo?

Ante la pregunta de que son los palitos de naranjo, podemos responder diciendo que se trata de una herramienta muy simple pero muy útil a la vez.

Como tal, es un sencillo palo de madera de pequeño tamaño. Presenta, en uno de sus extremos, una punta angulada. En el otro extremo, la punta es punzante. Se trata de un utensilio muy antiguo, pues, pese a su enorme simpleza, es muy útil a la hora de cuidar las uñas.

¿Para qué sirve el palito de naranjo?

¿Para qué sirve el palito de naranjo?

Los palitos de naranjo y las uñas van siempre de la mano. O, mejor dicho, los palitos y las cutículas, que son cada una de esas capas de piel fina que aparecen en la base de la uña y que, por motivos estéticos, muchas veces conviene retirar.

Así, si te preguntas acerca del palito de naranjo para que sirve, la respuesta es muy sencilla: permite retirar con facilidad la cutícula de tus uñas.

De este modo, aunque la cutícula puede cortarse directamente, lo cierto es que los profesionales suelen recomendar su retirada con suavidad. Precisamente, para eso sirve este utensilio que tan a menudo es utilizado en los centros de belleza profesionales.

¿Cómo emplear el palito de naranjo para uñas?

¿Cómo emplear el palito de naranjo para uñas?

Una vez ya conoces qué es y para qué sirve, es momento de que te mostremos detalladamente cómo se emplea el palito de naranjo para uñas. Así, tan solo has de seguir los siguientes pasos:

  1. Prepara un recipiente con agua tibia y un poco de jabón. Lo ideal es utilizar algún tipo de jabón neutro, como el de bebé, que es especialmente respetuoso con el pH de la piel y evita todo tipo de irritaciones e inflamaciones.
  2. Introduce tus dedos en ese recipiente durante unos dos minutos. La finalidad es que el efecto del agua tibia y el jabón suavice tus cutículas para que sea mucho más sencillo trabajar sobre ellas.
  3. Coloca un trocito de algodón muy pequeño en el extremo angulado del palito. Comienza a hacer movimientos giratorios de un lado a otro de la uña. Esto consigue retirar toda la piel muerta y has de hacerlo con todas y cada una de tus uñas.
  4. Posteriormente, has de aplicar una crema hidratante. Lo ideal es que sea alguna de las específicamente destinadas para hidratar uñas. Si lo llevas a cabo, verás los resultados al momento, gozando de unas uñas perfectamente limpias y pulidas.
  5. Por último, ya puedes pintar cada uña con el color que desees. Has de tener en cuenta, eso sí, que no es preciso que retires tu cutícula cada día. Basta con que lo hagas de modo mensual. Para la próxima ocasión, puedes hacer uso de otro palito o bien reutilizar el anterior, para lo que será recomendable que limes el extremo utilizado para que presente la misma forma que antes de desgastarse.

En conclusión, ya conoces al detalle todo lo que has de saber sobre el palito de naranjo. Has podido conocer qué es exactamente, para qué se usa y cómo disfrutar de sus beneficios.

En tu mano queda, por supuesto, añadirlo a tu rutina diaria de cuidado corporal. En poco tiempo, podrás empezar a disfrutar de sus numerosos efectos positivos. ¡Anímate a utilizarlo!

Más artículos sobre manicura

↓   ↓   ↓   ↓   ↓

5/5 - (2 votos)
Total
19
Shares