Saltar al contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de compra según tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pulsando en

Guía con todas las formas de uñas, inspírate para tu manicura

Recientemente, hemos visto como la manicura y formas de uñas extravagantes se han puesto de moda. Son muchas las influencers y celebridades que han liderado esta tendencia y que han popularizado distintos tipos de formas de uñas, colores y diseños.

Llevar las uñas bien arregladas es hoy en día un añadido a tu outfit, ya que funcionan como un accesorio más. En este sentido, si eres fan de la moda y las tendencias, es importante estar al día tambien de las últimas novedades en el territorio de la manicura.

¿Uñas cuadradas?, ¿uñas redondas?, ¿uñas ovaladas? Sigue leyendo este post para conocer las principales formas de uñas y cuáles te favorecen más según tu tipo.

Formas de uñas: ¿Cuál elijo?

Cuando hablamos de las formas de uñas, nos estamos refiriendo a las distintas maneras que existen de limarlas.

A grandes rasgos, podríamos considerar que  para los dedos cortitos, el tipo de limado que más favorece es el de las uñas ovaladas o, dicho de otra forma, el que parece una almendra.  

Este se consigue empezando a limar por los laterales hacia los dos lados para, al final, hacer una forma redonda en la punta. También se puede conseguir limando la punta en forma de huevo. Es una opción ideal para verte elegante y, sobre todo, muy femenina.

Si por el contrario tienes los dedos más gruesos, el limado de uñas redondas será tu mejor aliado, ya que tus dedos se verán más delgados y afinados.

Suele ser la más pedida según los centros de estética y se consigue simplemente siguiendo con la forma natural del dedo y haciendo un movimiento de limado en los bordes.

Finalmente, si tienes los dedos largos y finos, las mejores formas de uñas para ti son las cuadradas o semicuadradas.

Estas, como bien nos indica su nombre, se consiguen limando de manera recta el largo de la uña, dejando así las aristas. En el caso de que se prefiera un diseño más semicuadrado, se deberán limar estas aristas ligeramente.

Pros y contras de los distintos tipos de forma de uñas

Como todo en esta vida, hay que valorar los pros y contras de las distintas formas de uñas, pues no todo son ventajas. Simplemente con tenerlo en cuenta nos podremos evitar desilusiones y sorpresas a posteriori.

 Uñas Ovaladas 

En el caso de las uñas ovaladas, hay que evitar pasarnos con la lima, pues, si tienes las uñas muy largas y te pasas, pueden quedar descompensadas respecto a los dedos.

La medida de un largo medio, aproximadamente, será suficiente para que estas luzcan bien.  Hay que mencionar también que, de todas, es la forma de uñas que mejor sienta cuando hablamos de manicuras de gel y pintado acrílico.  Fueron un auténtico bombazo el año pasado y, este año, todo apunta que volverán a serlo.

 Uñas Redondas 

Para las uñas redondas debemos tener en cuenta que suelen ser las más indicadas si lo que quieres es ir cómoda y no tener que preocuparte de limártelas en varios meses.

Por eso, se aconseja que se lleven cortas. De hecho, es la que menos se suele romper o se engancha.

 Uñas Cuadradas 

Para terminar, en cuanto a las uñas cuadradas o con el diseño semicuadrado, hay que tener en cuenta que, por el contrario, se suelen enganchar con mucha frecuencia, por el hecho de que tienen las aristas sin limar.

Por este motivo se recomienda también que el largo de la uña no sea especialmente exagerado, más o menos se indica un milímetro de las yemas de los dedos, pues, cuanto más largas, más frágiles y más se te van a romper.

Es también una de las formas más complicadas, tanto de conseguir como de mantener. Se desaconsejan en aquellos casos en que los dedos sean gruesos o anchos, pues el efecto que tendrán en estos es de aún más amplitud.

Pese a que estas formas de uñas son las más frecuentes y pedidas en los centros de estética, existen muchas más variaciones que se pueden considerar también y que son un híbrido entre las mencionadas anteriormente.

Entre estas están las de forma de bailarina (también llamadas “ataúd”), que son bastante complejas de hacer y presentan una forma similar a la de un cono cortado o un ataúd.

Pese a su delicadeza, favorecen mucho a aquellas personas que tienen unas manos grandes y unos dedos anchos, pues tienen un efecto de estilizado. Al lado de estas, también están las de forma de pintalabios, que, aunque no son muy conocidas, este año prometen.

Se caracterizan por tener una forma muy poco común y muy parecida a la de un labial por el hecho de que están limadas en forma inclinada. Ya se puede intuir que son bastante frágiles de mantener y que no se aconseja en largos de uñas excesivos por este mismo motivo. Su efecto principal es el de alargado y, por lo tanto, quedan bien en casi todas las manos.

Ya conoces los principales tipos de uñas. ¿Tienes claro cuál te favorece más?

5 (100%) 3 vote




Descuento de 3€ suscribiendote a la newsletter Válido solo para nuevos suscriptores