Mechas Chunky ¿Qué son? ¿Cómo hacerlas paso a paso?

La década de los 90, principios de los 2000, continúan influyendo en el ámbito de la belleza. En concreto, en el cabello, las mechas chunky han regresado para crear la ilusión de una melena bicolor.

Jennifer López o Beyoncé ya han abrazado esta tendencia para lucir unos mechones frontales blonde para enmarcar y endulzar el rostro.

Ve despidiéndote de las decoloraciones que han reinado en las pasadas temporada y da la bienvenida a estos mechones gruesos que transformarán tu pelo.

¿Qué son las mechas chunky?

¿Qué son las mechas chunky?

Las mechas chunky, inspiradas en el grunge con ciertas influencias del punk,  consisten en decolorar la parte frontal de la melena a través de mechones gruesos, utilizando dos tonos, para destacar el claroscuro del cabello. 

De este modo, el pelo tendrá un aspecto de volumen y movimiento, además de aportar luminosidad. Es una decoloración muy versátil ya que se pueden realizar en cualquier cabello, independientemente de su tonalidad, para, posteriormente, matizarlo del color que desees.

Los 90s han regresado en lo que a mechas chunky se refiere, pero con algunos matices. Atrás quedaron esas decoloraciones anaranjadas de la época para dar paso tonalidades coordinadas con tu melena. Porque sí, ahora se tiene en cuenta el color base de tu cabello para que los mechones no queden tan impactantes.

Tan solo en la parte frontal se dibujan las mechas más gruesas, el resto van adelgazando para conseguir un resultado más natural y en armonía. De este modo, el pelo no se verá como un bloque de contrastes como ocurría en los 2000s.

¿Para quién están aconsejadas las mechas chunky?

Otra de sus actualizaciones es que se evita el problema de una raíz marcada dejando las zonas inferiores con la oscuridad suficiente para crear dimensión, pero sin añadir una mecha con una raíz tan gruesa.  Lo mejor es que favorecen a cualquier tipo de rostro ya que se adaptan dependiendo del contorno facial. 

Además, al ser una coloración multitono también son aptas para todos los tonos de piel. Perfectas para melenas sin capas o con capas largas. Y, a diferencia de los que ocurría en la década de los 90, las mechas chunky son aptas hasta para las melenas rizadas. Se acabó la restricción de solo para los cabellos ultralisos.

¿Cómo hacer las mechas chunky paso a paso?

¿Cómo hacer las mechas chunky paso a paso?

La técnica de color se puede adaptar según tu gusto personal: mechas más gruesas o delgadas, más naturales o de colores vibrantes. Sea cual sea la longitud de tu pelo, la forma o el tono, las mechas chunky deberían estar en tu radar beauty. La guía definitiva para hacerlas en casa, a continuación:

  1. En primer lugar, cubre tus hombros con una toalla y tus manos con unos guantes para evitar que puedas mancharte de producto. Prepara la mezcla de la decoloración siguiente los pasos del fabricante.
  2. Después, marca la raya del pelo donde la lleves habitualmente (si es en el centro, mejor) y decide qué ancho quieres que tengan tus mechas chunky. Una vez decidido, con la ayuda de un pincel, extiende la mezcla cubriendo bien cada mechón (de raíz a puntas). Es importante ir intercalando las mechas con tu pelo natural para que queden más integradas en tu melena.
  3. Deja actuar el tiempo que ponga en las instrucciones del producto en cuestión.
  4. Por último, lava bien todo tu cabello con agua tibia. Aplica tu champú habitual para limpiar bien todo el pelo y finaliza con una mascarilla para reestablecer la hidratación capilar. Y… ¡Fin! Disfruta de tus mechas chunky este verano.

Más artículos sobre mechas para el cabello

↓   ↓   ↓   ↓   ↓

4.5/5 - (6 votos)
Total
11
Shares