Higiene Íntima

52 artículos

  • Posición
  • Nombre del producto
  • Precio
  • Formato
  1. Ph5

    EUCERIN

    Ph5
    Gel de higiene íntima
    8,55 €
    No está disponible
  2. Higiene Intima Duplo

    EUCERIN

    Higiene Intima Duplo
    Loción de higiene íntima
    6,99 €
  3. Nanocare Intimate Hygiene
    -21%
    11,95 € 9,50 €
  4. Gel Higiene Íntima

    LACTACYD

    Gel Higiene Íntima
    Recomendado para mantener una higiene íntima adecuada durante todo el día
    8,95 €
  5. Alcalino Ph8

    LACTACYD

    Alcalino Ph8
    Gel de higiene íntima
    -12%
    9,95 € 8,75 €
  6. Toallitas Íntimas

    LACTACYD

    Toallitas Íntimas
    Toallitas humedas que aportan frecor y seguridad
    3,99 €
  7. Deligyn Intimate Hygiene Soft Formula

    CUM LAUDE

    Deligyn Intimate Hygiene Soft Formula
    Gel limpiador de higiene íntima
    11,95 €
  8. Gynelaude Higiene Íntima Diaria Pack
    14,95 €
    No está disponible
  9. Sensilube Gel Vaginal

    DUREX

    Sensilube Gel Vaginal
    Lubricante vaginal hidratante y fluido
    -30%
    9,95 € 6,99 €
    No está disponible

52 artículos

  • Posición
  • Nombre del producto
  • Precio
  • Formato

Comprar productos de higiene íntima

Si hay algo que toda persona debe velar es por el cuidado de la higiene íntima, sobre todo la mujer, debido a sus propias características.

En el caso de las mujeres, la vagina es una zona muy sensible y delicada. Además, es propensa a olores desagradables y a la proliferación de bacterias, debido a su constante humedad. Por lo tanto, es necesario que sigas una correcta rutina para mantener la buena salud vaginal, manteniendo a raya las incomodidades.

Higiene íntima: recomendaciones

A continuación, queremos compartir contigo, algunas recomendaciones importantes para el cuidado de la higiene íntima diariamente:

  • Ante todo, cada día durante la ducha de la mañana, lava suavemente los genitales con un jabón íntimo, preferiblemente de PH neutro. Esta práctica debes hacerla solo en los órganos externos, es decir, en la vagina, clítoris y labios. En el caso de las duchas vaginales internas, estas no son muy recomendables porque afectan la flora vaginal, incrementando el riesgo de infecciones en vez de reducirlas.
  • Inmediatamente después de enjabonar las áreas externas, recuerda el enjuague con abundante agua hasta eliminar todo rastro de jabón.
  • Al salir a realizar tus actividades diarias, siempre es recomendable llevar en la cartera toallitas húmedas para utilizar después de cada entrada al baño. Recuerda que al utilizar baños públicos estamos más expuestos a contraer bacterias y enfermedades, por lo tanto la higiene debe ser minuciosa. Incluyendo, por supuesto, lavarse las manos con agua y jabón.
  • Otra recomendación es que, al limpiarse, debes realizarlo de adelante hacia atrás para evitar la contaminación bacteriana.
  • En cuanto a la vestimenta, trata de utilizar siempre ropa interior 100 % de algodón, ya que los tejidos sintéticos impiden la transpiración y pueden generar malos olores y proliferación de bacterias.
  • Durante los periodos menstruales, recuerda realizar los cambios de toallas higiénicas y tampones con cierta regularidad para evitar los malos olores. El PH disminuye su nivel de acidez, generando mayor riesgo de infecciones.
  • Pon especial atención al lavado de la ropa interior. Utiliza un jabón delicado y enjuagando la ropa con abundante agua. Cambia de ropa diariamente.
  • Como última recomendación, podemos mencionar el uso de productos de buena calidad para el cuidado y la higiene íntima. Esto es sumamente importante, ya que muchas veces las personas por ahorrar adquieren productos de dudosa procedencia o sin los permisos de salud requeridas. Por ello, siempre debes estar pendiente de revisar las etiquetas y las descripciones de los productos para corroborar que son aptos y cuentan con los certificados correspondientes.

Recuerda, la higiene íntima debe ser más que una rutina, un hábito diario, que debe realizarse correctamente. El descuido y la mala práctica de la higiene en tu zona vaginal, puede traer graves consecuencias sobre tu salud y también puede inclusive afectar la salud de tu pareja.

Por ello, nunca debes pensar que la compra de productos para tu higiene íntima diaria sea un gasto innecesario. Al contrario, debe ser una práctica fija y obligatoria para que puedas gozar de buena salud y mantener un estilo de vida óptimo y pleno.